Oposición promete leyes para repetir el 3-D

Edición Impresa

La oposición que en Diputados consiguió reunir quórum propio y número suficiente para arrancarle al Gobierno el control de esa cámara, sabe que será difícil repetir esa performance sin una estrategia que vuelva a contener, como ese día, voluntades tan opuestas como la del macrismo y la izquierda. La solución fue negociar un listado de leyes a tratar desde el 1 de marzo, cuando se inicie el período ordinario de sesiones. Por eso desde esta semana los radicales, macristas y la Coalición Cívica comenzaron a redactar esa lista estratégica a la que cada bancada le sumará sus pedidos. El secreto, entonces, será lograr el equilibrio.

La tarea parecía imposible y de hecho esa parece ser la mayor fortaleza del kirchnerismo en el recinto acosado por la pérdida de diputados y al mismo tiempo la presión de tener sentado en la bancada a Néstor Kirchner, algo que incomoda a parte de ese grupo.

Anoche Elisa Carrió confirmó que acordó con el socialismo y que ahora hablará con el radicalismo para que se trate el tema de las candidaturas presidenciales recién en 2011. Ratificó también que durante 2010 se mantendrá un acuerdo parlamentario para votar las leyes que pida la oposición.

Así, en la primera sesión de 2010 el acuerdo opositor quiere bajar al recinto para debatir la modificación a un artículo de la Ley regla el Consejo de la Magistratura, eliminando el poder de veto del Gobierno en acusaciones y juzgamientos, entre otros temas. En el armado de esa lista consensuada, clave para el futuro de la oposición, no habrá demasiadas alusiones a reformas inmediatas a todas las leyes votadas por el kirchnerismo tras las elecciones del 28 de junio. Sí existen pedidos de intentar cambios en la reforma política, por pedido de los partidos menores, y la inclusión de una reforma tributaria que incluya una nueva distribución del impuesto al cheque.

La incógnita será si el radicalismo aceptará finalmente avanzar con esa reforma para gravar la renta de los depósitos a plazo fijo. Ricardo Alfonsín reconoció ayer en declaraciones a radio El Mundo que pretende avanzar con un gravamen a esa renta financiera para compensar una reforma a la coparticipación que libere fondos de IVA, Ganancias e impuesto al cheque a las provincias.

Dejá tu comentario