Oro marcó otro récord y cerró a u$s 1.612 la onza

Edición Impresa

Nueva York - El oro subió ayer y alcanzó un nuevo récord sobre los 1.620 dólares la onza, debido a que los inversores optaron por el metal como refugio ante el temor de que Estados Unidos caiga en cesación de pagos o se rebaje su calificación de crédito.

Hasta ahora los legisladores estadounidenses no se han puesto de acuerdo sobre la elevación del límite legal de endeudamiento nacional mientras se acerca el 2 de agosto, plazo después del cual el país podría ser incapaz de emitir más deuda.

El oro ganó casi un 8% en julio y tocó cinco máximos históricos en las últimas nueve sesiones.

El metal al contado tocó un récord de u$s 1.622,49 la onza y subió 0,8 por ciento a u$s 1.611,75 dólares la onza.

Los futuros de oro estadounidense para agosto cerraron con alza de u$s 10,70, a u$s 1.612,20 la onza, en operaciones entre u$s 1.603,80 y 1.624,30.

Mientras que muchos inversores consideran que se alcanzará un acuerdo en Estados Unidos, el nerviosismo sobre una rebaja en la calificación crediticia está presionando al dólar, afectando a los bonos del país y favoreciendo al oro.

Decisión

También apuntaló al lingote la decisión de la agencia Moodys de rebajar la calificación de la deuda soberana de Grecia y dijo que es casi seguro que el país sea declarado en cesación de pagos como resultado del nuevo paquete de rescate de la zona euro.

La plata, en tanto subió el 0,8 %, a u$s 40,34 la onza y el platino perdió un 0,4 %, a u$s 1.785,65 la onza.

Dejá tu comentario