Otra absurda provocación violenta

Edición Impresa

Activistas de agrupaciones políticas y sociales de izquierda protagonizaron ayer incidentes con la Policía Federal frente a la Embajada de Inglaterra en la Argentina, durante un acto por el trigésimo aniversario de la Guerra de Malvinas. Los militantes se enfrentaron con efectivos policiales a los que les arrojaron piedras y bombas molotov. La custodia respondió con gases lacrimógenos y camiones hidrantes.

Los incidentes se produjeron por la tarde, a partir de las 16.30, frente a la sede diplomática, en la intersección de Guido y Pueyrredón, en el barrio porteño de Recoleta. Los protagonistas fueron activistas identificados con banderas y gorras del Partido Comunista Revolucionario (PCR), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Hasta anoche, desde esas agrupaciones no habían reivindicado ni se habían desligado del episodio. En tanto que otras organizaciones que también realizaron actos en las inmediaciones de la embajada, como Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas (que integran el Frente de Izquierda) y Quebracho dijeron no haber tenido que ver con los incidentes.

Al menos cuatro policías resultaron heridos en el enfrentamiento con los manifestantes, aunque ninguno de ellos de gravedad, de acuerdo con la información de la fuerza. Todos ellos fueron trasladados al Hospital Churruca. Anoche no había trascendido si habían sido detenidos protagonistas de la refriega.

La movilización había sido convocada bajo el lema «Fuera ingleses de Malvinas» y derivó en incidentes cuando algunos de sus participantes comenzaron a arrojar piedras, tuercas y bombas molotov sobre la custodia policial. Cuando intentaron derribar el vallado dispuesto frente a la sede diplomática fueron repelidos por el accionar de carros hidrantes y bombas lacrimógenas arrojadas por los efectivos. Para ese momento, parte de la estructura de la fachada del edificio se había prendido fuego por el impacto de las molotov.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, afirmó que «grupos políticos minoritarios apelaron a la violencia para procurarse la visibilidad mediática que no logran de otra forma», y evitó individualizar a los violentos. «De manera oportunista los grupúsculos que no alcanzan a obtener representatividad dentro del sistema democrático protagonizaron hoy (por ayer) disturbios frente a la Embajada del Reino Unido», dijo la funcionaria.

Dejá tu comentario