26 de junio 2013 - 00:00

Otra interna, ahora por la presidencia del Ciudad

Carlos Melconian
Carlos Melconian
La confirmación de la candidatura a diputado nacional de Federico Sturzenegger reanimó la interna por su sucesión, que se venía armando cuando el presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires apenas sonaba con la posibilidad de integrar las boletas del PRO.

La idea es que el funcionario renuncie, tal vez durante la misma campaña, y que el jefe de Gobierno porteño envíe el pliego de su reemplazante a la Legislatura. Pero no es la única posibilidad de completar el directorio de la entidad estatal porteña, un puesto clave en la gestión de la Capital Federal.

Los aspirantes a ocupar el sillón principal del Banco de la Ciudad son varios, pero el que decidirá es sólo Mauricio Macri y en caso de que finalmente el titular actual se retire para ejercer una diputación luego de las elecciones de octubre. Es muy posible que acceda, ya que Sturzenegger va como segundo candidato en la lista que encabeza el rabino Sergio Bergman, en el distrito donde el macrismo junta la mayor cantidad de adhesiones hasta ahora. Le siguen los diputados Laura Alonso, Silvia Majdalani y Jorge Triaca, y el funcionario Álvaro González (ver nota aparte).

Dentro del Banco Ciudad, se especula con que Macri no querría cambiar el rumbo de las políticas de la entidad y, en ese caso, ni siquiera intentaría nombrar un titular nuevo, lo que requiere la aprobación de la Legislatura porteña, y conduciría el sucesor natural, es decir, el vicepresidente actual del Ciudad, Juan Curutchet.

Otra posibilidad que creen en el PRO con chances es el ascenso del legislador porteño Rogelio Frigerio (nieto), actualmente titular de la Comisión de Hacienda y Presupuesto en la Legislatura, quien viene además acompañando la campaña de Macri en diversos actos incluidas salidas al interior del país.

La lista continúa y se le agrega el nombre del economista Carlos Melconian, quien ensayó durante casi todo el año como candidato PRO en la provincia de Buenos Aires y finalmente no integrará ninguna boleta en el cuarto oscuro de octubre, ya que su postulación quedó fuera del acuerdo que el macrismo cerró con el intendente de Tigre, Sergio Massa. Sería una suerte de premio consuelo su nombramiento a fin de año.

El directorio del Banco Ciudad de Buenos Aires se renueva cada cuatro año, en coincidencia con el recambio de autoridades del distrito, lo preside el oficialismo de turno y lo integra también la oposición de acuerdo con la representación que tenga dentro del recinto. La designación es a propuesta del Ejecutivo con previo paso de cada aspirante por una audiencia pública y finalmente con el voto de la mayoría de los legisladores porteños.

De esa manera, a menos que Sturzenegger renunciara antes de asumir la eventual banca en Diputados el próximo diciembre, un nuevo titular del banco ocuparía el puesto por menos de dos años, ya que en 2015 debe votarse una nueva propuesta para el reemplazo de todo el actual directorio que integran, además del presidente y el vice, los vocales Alicia De Antonis, Andrea Pietrobuono, Raúl Fernández y Miguel Braun.

Sturzenegger asumió su cargo en 2008, durante el primer mandato de Macri como jefe de Gobierno, y reasumió tras la reelección.

Dejá tu comentario