Para el 12 de mayo, el Gobierno espera hacerse de u$s 1.000 M

Edición Impresa

Cuando cierre el primer tramo del canje de la deuda el 12 de mayo, el Gobierno espera poder hacerse de u$s 1.000 millones de la emisión del bono Global 2017, que se hará de manera conjunta con la operación del cambio de títulos. Ésa es la fecha que desde el Palacio de Hacienda fijaron para finalizar con la apertura del libro en la que se recibirán las ofertas por ese bono.

Si bien el ministro de Economía, Amado Boudou, volvió a reiterar ayer en diálogo con la prensa que esa emisión no se hace por necesidades fiscales, sino para «dar al sector privado una tasa de referencia», esta operación marca una prueba al ser la primera salida al mercado del país luego de la entrada en default, en 2001.

Parámetro

Así como desde el equipo económico califican de exitoso el canje con un piso de aceptación del 60%, este diario preguntó acerca de cuál sería el parámetro a alcanzar para medir el buen resultado de la emisión por u$s 1.000 millones. «Va a depender mucho de las condiciones del mercado. La emisión no se cumplirá si no se logra la tasa que quiere el Gobierno para esa inversión, que tiene un piso del 8,75% por la emisión del bono Global 2017», sostuvieron.

Dado el contexto internacional de alta volatilidad, especialmente lo que pueda suceder en Grecia, Portugal y España, desde el Ministerio no descartan extender los plazos de la operatoria del canje ni de la emisión del Global 2017, aunque prefirieron mostrarse cautos en ese sentido. «Se puede extender por alguna causa, pero hoy no hay ninguna idea de hacerlo», desestimó el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino.

Según el prospecto del canje, el lunes comienza oficialmente la apertura, mientras el cierre será el 7 de junio. El tramo intermedio, orientado a captar los títulos en default de los tenedores institucionales, finalizará el 12 de mayo. Los bonistas que ingresen hasta ese día no tienen la penalización de que se les descuente parte del valor pleno. A quienes entren después de esa fecha, se les descontará un centavo por cada dólar que aporten. Esta penalización no regirá para los minoristas.

El 14 de mayo se anunciarán los resultados del primer tramo del canje de manera conjunta con el precio de emisión de los bonos Global 2017. El 7 de junio cerrará definitivamente toda la operatoria; el 15 de junio se realizará el anuncio final del canje y para el 2 de agosto está previsto que se efectúe la liquidación final de los títulos.

Hoy se publicarán en los medios internacionales los detalles de la oferta, «que es para cumplir con las leyes y siguiendo los usos y costumbres de esos países», indicó Boudou. A su vez, el lunes comenzará el road show por distintos países de Europa que durará tres semanas y en el que participarán Boudou; Lorenzino; el viceministro, Roberto Feletti; y el subsecretario de Finanzas, Adrián Cosentino, divididos en dos equipos, tal como se hizo en 2005.

Puntualmente, Lorenzino y Boudou estarán en Roma el primer día de la semana próxima. De ahí partirán a Londres, donde estarán el martes y el miércoles. Durante la segunda semana, parte del equipo económico irá en busca de los inversores mayoristas a la costa oeste de Estados Unidos (San Francisco y Los Angeles), y también a Nueva York y a Boston. Cosentino, por su parte, irá a Alemania, Suiza, Francia y Holanda. La tercera semana volverán a Europa haciendo foco esta vez en los inversores minoristas. Será el turno nuevamente de Italia y de Alemania, y se sumará Japón.

Emisión

Con el canje de deuda, por u$s 20.000 millones, en el escenario de máxima de una aceptación del 100% de la oferta, la nueva deuda que se emitiría sería por alrededor de u$s 9.500 millones:
u$s 7.500 millones en los Discount y Par que se entreguen, además de u$s 1.000 millones por el canje por los intereses devengados en Global 2017, y la emisión por u$s 1.000 millones de este título.

Según se publicó ayer en el Boletín Oficial, se mantenía la oferta del canje que se anunció el 15 de abril. «No hubo cambios, ni los va haber mientras transcurra la operación, y tampoco analizamos la posibilidad de prorrogar el cierre», resaltó Boudou.

En el Boletín Oficial se lee: «La reestructuración de la deuda del Estado nacional, instrumentada en los títulos públicos que fueran elegibles para el canje dispuesto en el Decreto 1.735 del 9 de diciembre de 2004 y sus normas complementarias, y que no hubiesen sido presentados al mismo».

Y añade que la operatoria se realizará «mediante una operación de canje de los títulos representativos de deuda pública nacional e internacional». La reestructuración contempla la emisión, por hasta las sumas necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en el decreto, en una o varias series de los instrumentos denominados «Bonos Internacionales de la República Argentina», «Bonos de la República Argentina» y «Bonos Internacionales Globales de la República Argentina en dólares estadounidenses al 8,75% con vencimiento en 2017».

También incluye la segunda serie de los instrumentos derivados denominados «Valor Negociable Vinculado al PBI» en dólares estadounidenses, cuya ley aplicable es la de la Ciudad de Nueva York, según el decreto.

El texto oficial dispone la ampliación de los instrumentos derivados denominados «Valor Negociable Vinculado al PBI en Euros», «Valor Negociable Vinculado al PBI en Yenes Japoneses», «Valor Negociable Vinculado al PBI en Pesos» y «Valor Negociable Vinculado al PBI en Dólares Estadounidenses», este último, con ley aplicable de la Argentina.

El monto máximo de emisión de los «Bonos Internacionales de la República Argentina a la Par» en dólares, en euros y en yenes japoneses y de los «Bonos de la República Argentina a la Par» en dólares y en pesos no podrá ser superior a un monto total equivalente al valor nominal de dos mil millones de dólares.

Dejá tu comentario