25 de marzo 2011 - 00:00

Paros a la carta: CTA se quejará por todo

Pablo Micheli
Pablo Micheli
Con la promesa de instalarse con sus reclamos «en la calle», la nueva conducción de la CTA confirmó que hará un paro nacional el 8 de junio con movilización a la Plaza de Mayo y más de 100 cortes de ruta en todo el país. La medida de fuerza, dijo el secretario general, Pablo Micheli, tendrá como objetivo «unificar los reclamos de los chicos y los abuelos»: pe-dirán universalizar la asignación por hijo, la aplicación del 82% móvil en las jubilaciones, y un aumento del salario mínimo a 2.500 pesos.

«Vamos a mostrar el perfil de una central movilizada en la calle, en contraste con otra, la CGT, más preocupada por la discusión del reparto de cargos en las listas del justicialismo en las próximas elecciones», le dijo Micheli a este diario. El dirigente aclaró que la CTA «no abandonará las mesas de negociaciones» con el Gobierno, pero en lo sucesivo exhibirá «demostraciones de fuerza frente a reclamos y reivindicaciones pendientes».

El líder de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) diferenció su conducción de la del docente Hugo Yasky, que todavía alega ser el secretario general de la CTA a partir de una resolución del Ministerio de Trabajo y a pesar de los fallos judiciales en contra. «Sólo con el diálogo no alcanza», sostuvo en alusión a la cercanía de Yasky con el oficialismo.

Quórum

La huelga y la movilización fueron resueltas al cierre del Congreso Nacional de la central, en la ciudad de Mar del Plata, que reunió a 6.200 congresales sobre un total cercano a los 8.000, lo que dio pie a los seguidores del estatal para afirmar que contó con quórum propio. Una vez finalizado el encuentro, los participantes realizaron una marcha hacia la catedral marplatense para evocar un nuevo aniversario del último golpe militar.

Además de la movilización a la Plaza de Mayo para el 8 de junio, ese día habrá marchas en todas las capitales de provincia y un centenar de cortes de ruta, que serán montados por los participantes de acuerdo con sus propios cronogramas. La fecha fue elegi-da para hacer coincidir la protesta con la manifestación número mil de los jubilados.

En el cierre de sesiones estuvieron presentes, entre otros referentes de la oposición, los diputados Ricardo Alfonsín, Margarita Stolbizer, Roy Cortina, Victoria Donda, Graciela Iturraspe y Eduardo Macaluse, la exministra de Salud Graciela Ocaña y el economista de la CTA y también legislador nacional Claudio Lozano.

Otra de las banderas que signará la protesta de junio será el reclamo por la personería gremial de la central obrera, un trámite pendiente de resolución desde 2004. Micheli recordó que el reconocimiento no fue otorgado por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina de

Kirchner «a pesar de las promesas de que lo iban a dar, de los dictámenes de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y de los fallos de la Corte Suprema» en esa línea
.

Dejá tu comentario