Petroleros anuncian bloqueo de refinerías

Edición Impresa

La Federación de Trabajadores de Petróleo, Gas y Biocombustibles anunció que desde el viernes iniciará un paro total de actividades por tiempo indeterminado en las refinerías de Luján de Cuyo, La Plata, Bahía Blanca, Salta, San Lorenzo, Dock Sud y Campana, lo cual derivará en un desabastecimiento de combustibles.

La nueva ofensiva se produce en momentos en que abundan las denuncias por faltantes de nafta y gasoil, que se traducen de inmediato en una fuerte escalada de los precios.

Según informó Alberto Roberti, secretario general del gremio con sede en Avellaneda, esta medida de fuerza se realizará después de dos meses de infructuosas gestiones para modificar aspectos vinculados al convenio colectivo de trabajo, como diferencial por turnos, antigüedad y valor de zonas geográficas, más un pedido de aumento salarial del 32 por ciento.

Decisión

El bloqueo a las refinerías fue decidido pese a que el Ministerio de Trabajo de Carlos Tomada estableció una nueva prórroga de cinco días de conciliación obligatoria en un contexto de largas negociaciones particulares que se iniciaron tras la suspensión de las paritarias con los sindicatos petroleros, en noviembre de 2009.

El secretario general de la Federación había dicho que «se apelará a la comprensión de los empresarios, para que evalúen la real depreciación del salario de los trabajadores, frente a los incrementos de precios que viene sufriendo la economía argentina, y que hace imposible pensar en un porcentaje menor al que hoy se solicita».

Cuando en 2009 los gremios accedieron a dejar en suspenso los reclamos salariales, lo hicieron impulsados por la amenaza de múltiples despidos en las empresas nacionales, y porque, además, éstas asumían el compromiso de mayor inversión. «Esto no se ha visto reflejado en mejoras para los trabajadores, quienes hoy quedaron muy relegados en la escala salarial», argumentan los gremios.

Piquetes

En simultáneo, un grupo de desocupados de la actividad petrolera instalaron ayer diversos piquetes en Las Heras, Cañadón Seco, y Pico Truncado, Santa Cruz, en reclamo de fuentes laborales y pidiendo que los trabajadores de Chubut retornen a su provincia y que se contrate a personal local.

Sólo le permitía el paso de vehículos particulares e impiden el tránsito de aquellos relacionado con la actividad petrolera.

Dejá tu comentario