26 de enero 2011 - 00:00

PJ anti-K: intentan seducir a Das Neves

Amigables, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá durante la visita del bonaerense a San Luis. El Adolfo y «Momo» Venegas participaron del encuentro.
Amigables, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá durante la visita del bonaerense a San Luis. El Adolfo y «Momo» Venegas participaron del encuentro.
Atrás, parece, quedaron los tiempos de tirantez; aquellos en que los hermanos Rodríguez Saá descargaban lluvia ácida sobre Eduardo Duhalde y le imputaban haber sido, desde la sombra, quien digitó la salida traumática y prematura de «el Adolfo» de la presidencia en 2001.

El bonaerense pasó 48 horas con los puntanos: los visitó en San Luis, compartió caminatas, cenas y rondas que, ante todo, sirvieron para perfilar la organización de la interna propia del Peronismo Federal (PF), en la que, por ahora, competirán Duhalde y Alberto.

Llegó el lunes y volverá hoy a Capital. Antes del fin de semana, en simultáneo con el gobernador sanluiseño, presentará un escrito para ratificar su voluntad de competir en la preinterna que comenzará el primer domingo de abril y se extenderá durante ocho turnos.

En paralelo, como coordinador de la mesa del PF, Adolfo Rodríguez Saá hará un último intento por convencer a Mario Das Neves de que participe de esa batalla. El chubutense expresó serias objeciones al mecanismo, pero avisó, igualmente, su voluntad de «seguir hablando».

No hay, sin embargo, mucho tiempo: la convocatoria que se formalizó la semana pasada puso las 24 horas del 4 de febrero como fecha límite para que se inscriban los candidatos interesados en competir. Ese plazo, definitivo, caduca el martes próximo.

En las próximas horas, el senador rastreará a Das Neves para contarle los detalles de lo acordado, en estos días, con Duhalde, le prometerá «equidistancia» en su tarea y tratará de convencerlo de que, a pesar de su resistencia, se convierta en el tercer competidor.

Adolfo hará lo mismo con Felipe Solá, pero en San Luis se considera apriori infructuosa cualquier gestión ante el ex gobernador. «No atiende el teléfono», avisan y recuerdan que el diputado ha sido, en estos tiempos, muy crítico con los referentes del PF.

Así y todo, el acuerdo entre Duhalde y Alberto, sostienen, ya le da plafón a la interna del PJ anti-K. En la cumbre, de varios días, los dos aspirantes se prometieron esfuerzos mutuos para que la elección sea «ejemplar, transparente y muy participativa».

Duhalde llegó a San Luis con un ejército de colaboradores, encabezados por Gerónimo «Momo» Venegas, para explorar cada uno de los ítems logísticos de la interna. Uno de los puntos que se definieron es que por cada región habrá un número determinado de mesas, que rondaría las 300.

«Es una cifra razonable porque permite que todos los que quieran competir puedan fiscalizar», se explicó ayer. De todos modos, el número final está en análisis. Por lo pronto, la decisión es que en cada región haya un número fijo de mesas: sea el NEA, Córdoba o provincia de Buenos Aires. De ese modo, se busca acotar el despliegue logístico y darle, además, mayor margen de control y fiscalización. En ese aspecto también se evalúa la posibilidad de utilizar el mecanismo de la boleta única. Esa alternativa no está, todavía, definida.

Falta, además, conformar la Junta Electoral -que se integrará con cinco miembros presentados por cada candidato-, que será la encargada de redactar, con acuerdo unánime, el reglamento electoral de la interna propia.

Todo el dispositivo deberá resolverse contra reloj: la voluntad expresada por Duhalde y Alberto Rodríguez Saá es que el primer domingo de abril se realice la primera escala en el NEA.

Dejá tu comentario