Por ahora, menos sal en mercado interno

Edición Impresa

El secretario de Agricultura, Lorenzo Basso, indicó ayer que las empresas que firmaron un acuerdo para reducir el porcentaje de sodio en los alimentos industrializados «van a generar un producto para consumo interno en el que se va a ir reduciendo el nivel de sal», mientras que «puede ser que los productos de exportación los mantengan con los niveles actuales».

El funcionario destacó que el acuerdo firmado con la cartera por las empresas alimentarias para reducir la sal de los alimentos elaborados en el país «es bueno para la salud de los argentinos» y tiene como fin prevenir enfermedades.

Citó que en el país se consumen alrededor de 13 gramos de sal por día por persona, cuando «la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es de 5 gramos de sal por día».

Además, justificó que el acuerdo firmado el 26 de octubre último prevea una reducción paulatina de la sal en los alimentos en el plazo de dos años. «No se puede reducir de golpe, porque el consumidor percibiría muy directamente esto y podría afectar la competencia entre las empresas de alimentos», explicó.

El acuerdo fue suscripto por los ministros de Salud y Agricultura, Juan Manzur y Julián Domínguez, respectivamente, y por el presidente de la COPAL, Daniel Funes de Rioja. También lo suscribieron representantes de empresas del rubro alimentario tales como Arcor, Kraft, Quickfood, La Virginia, Sancor, Unilever, entre otras, además de las cámaras de Industriales Lecheros y de Productos Alimenticios. Según proyecciones de la cartera sanitaria nacional, la reducción de tres gramos de sal en la dieta de toda la población salvaría unas 6.000 vidas anuales y evitaría aproximadamente 60.000 eventos cardiovasculares y ataques cerebrovasculares (ACV) cada año.

Dejá tu comentario