Por las trabas de Moreno, Navidad sin electrodomésticos

Edición Impresa

Esta Navidad llega con algunos faltantes en el arbolito; las trabas que el Gobierno ha aplicado sobre las importaciones desde marzo han dejado a los comercios de electrodomésticos casi sin mercadería. Así, las dificultades que se dieron durante todo el año en la compra de estos productos se agravan en las fiestas, cuando las ventas alcanzan su pico máximo y la demanda es mayor. Una recorrida realizada por Ámbito Financiero reveló que las planchas, batidoras y procesadoras son los productos que encabezan la lista de faltantes.

«Tenemos fe en que en enero la situación se normalice; casi todo el año estuvimos con importantes faltantes, entra muy poca mercadería», explicó uno de los vendedores del local de Frávega en el barrio porteño de Flores. Frente a la góndola casi vacía el empleado indicó que en la última semana ingresaron algunas aspiradoras de Chile, Brasil y China, pero que el stock es muy reducido.

En Garbarino la situación se repite: los vendedores de sus locales parecen dar el mismo discurso. «De industria nacional podés conseguir algunos electrodomésticos, pero los importados casi no están entrando», explicó el encargado de la sucursal de Caballito. «Las bajas las vamos a sentir sobre todo en las fiestas, que están próximas, hay muchos productos que no se ven en el local hace tiempo», agregó. En las vidrieras resurgen así marcas que hace tiempo no se veían en el mercado, como Liliana, Atma y Aurora: «No tienen la misma calidad de aquellas que veníamos utilizando, pero es lo que hoy se consigue», resaltó.

La medida que empezó a mediados de marzo, por la cual el Gobierno aumentó en un 50% la cantidad de productos sujetos a licencias no automáticas de importación, busca proteger la industria nacional y cuidar el superávit comercial. Así se aumentó de 400 a 600 la cantidad de productos bajo observación, que deben pasar por autorización oficial para ingresar al país. Los faltantes se incrementaron aún más después del Día de la Madre -el tercer domingo de octubre-; muchos de los obsequios elegidos para agasajar a mamá son los pequeños electrodomésticos. «La clásica Minipimer (típica procesadora) hace mucho que no está en el mercado, las depiladoras eléctricas se agotaron en esa fecha, en batidoras y licuadoras sólo se pudieron conseguir algunas marcas, en su mayoría nacionales», sostuvo uno de los vendedores de La Casa del Audio, local de electrodomésticos del barrio de Caballito. Según los datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el ticket de venta promedio del Día de la Madre se ubicó en

$ 250, y los productos que encabezaron la demanda fueron los pequeños electrodomésticos y los productos tecnológicos, por lo que ahora las casas de electrodomésticos llegan a las fiestas con menos stock.

La baja oferta de este tipo de productos en las grandes cadenas incentivó el crecimiento de la compra a través de internet. Según explicaron desde Cupoint, sitio que agrupa todas las ofertas de cupones en la web, el crecimiento de la venta de electrodomésticos fue sostenido a partir de las medidas iniciadas por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. «Lo que la gente más busca son las planchas a vapor con descuentos de más de la mitad de su valor», indicaron.

Los faltantes, según reportó este diario, ya se registraron a mitad de año. Allí los más codiciados eran los celulares inteligentes, las notebooks, cámaras de fotos y las netbooks, mercado que hoy ya se ha logrado regularizar, aunque el stock sigue siendo reducido. «En el negocio sabemos que nos tenemos que armar de paciencia, no podemos hacer nada más que esperar que liberen algunos productos de la Aduana», sostuvieron desde Garbarino.

Dejá tu comentario