17 de septiembre 2015 - 00:39

Prevén que exportaciones caerán el 17%

Si hay algo que les quedó claro a los asistentes a la celebración ayer del Día de la Exportación es que se terminó "el viento de cola" y que en los próximos años el mundo no jugará a favor de la economía argentina, según el común denominador de las exposiciones de los economistas Dante Sica, Eduardo Levy Yeyati y Miguel Ángel Broda.

Los empresarios tuvieron que resignarse a las exposiciones técnicas, ya que el encuentro convocado por la Cámara de Exportadores no contó con las asistencias del ministro de Economía, Axel Kicillof, y de los referentes económicos del PRO, Carlos Melconian, y del oficialismo, Miguel Peirano; en todos los casos por "cuestiones de agenda".

Los expositores no ahorraron crudeza en sus diagnósticos. "En los últimos años se registró una merma en la dinámica exportadora, con una pérdida de peso de la oferta argentina en el contexto internacional, una concentración en pocos productos en las ventas externas y caídas en las colocaciones de bienes industriales", según relató el economista Sica. De acuerdo con el análisis del exsecretario de Industria y director de Abceb.com, las exportaciones argentinas representan sólo el 0,38% del total mundial, por debajo del 0,48% registrado unos años atrás.

Sica consideró que se terminó el superciclo de los altos precios de los commodities y que la desaceleración de la actividad en China, principal demandante mundial de materias primas, y la perspectiva de la suba de la tasa de interés en los Estados Unidos perfilan nuevos problemas para las cotizaciones.

El retroceso de las exportaciones es un proceso generalizado en Latinoamérica. Para este año, Sica prevé una caída del 17% en las ventas externas argentinas, en tanto que las de Brasil retrocederían un 15%, las de Colombia un 31% y las de Bolivia un 28%.

También advirtió que Brasil tardará cinco años en volver a tener el nivel de actividad que tenía el año pasado y que, lejos de ayudar a la recuperación argentina, lo más probable es que se convierta en un competidor agresivo en la región, ya que cuenta con capacidad ociosa y una competitividad potenciada por la devaluación del real.

"A corto plazo tendremos viento de frente", señaló Levy Yeyati al referirse a la situación internacional, y en tal sentido señaló como uno de los problemas la revalorización del dólar respecto del resto de las divisas del mundo. Según sus estimaciones, el peso argentino "posiblemente tenga hoy una revaluación del 40%".

"El mundo crece poco y el comercio mundial está anémico", sintetizó el economista Miguel Ángel Broda. Al respecto dijo que mientras la economía mundial crecía a razón del 3,5% anual antes de la crisis financiera global, hoy ese crecimiento se ha reducido al 2,4% para el año en curso y al 2,6% para el próximo. Destacó la desaceleración en la expansión de los mercados emergentes y particularmente de la región latinoamericana. Mientras estimó que la Argentina terminaría el año con un crecimiento del 1,4%, fue negativo en cuanto a las previsiones para Brasil, que sufriría una caída del 2,8% en el año en curso y del 1,7% el año que viene. Asimismo, previó que hacia fin de año el real podría ubicarse en 4,20 reales por dólar (hoy cotiza a 3,85), por lo que concluyó: "Olvídense de la ayuda de Brasil".

Dejá tu comentario