17 de enero 2011 - 00:00

Propaganda, abusos y bloopers de los políticos en verano

Un enorme camión de la Municipalidad de Tigre estacionado sobre la avenida frente al mar desentona en ese hermoso paisaje de Pinamar. A Das Neves se le coló propaganda del Gobierno nacional.
Un enorme camión de la Municipalidad de Tigre estacionado sobre la avenida frente al mar desentona en ese hermoso paisaje de Pinamar. A Das Neves se le coló propaganda del Gobierno nacional.
En un año electoral como éste, es lógico esperar una catarata de propaganda política. Pero quien decidió tomarse vacaciones difícilmente haya imaginado que ese lanzamiento de campaña sería tan agresivo en la costa argentina, llegando a generar el malestar de muchos de los veraneantes.

El caso más emblemático es lo que ocurre en Pinamar. Fieles al estilo Moyano, varios políticos de nuestro país no tuvieron mejor idea que enviar camiones con tráileres a la costa para promocionar su figura o su distrito.

Hasta aquí no habría mayores inconvenientes, si el municipio de Pinamar no los hubiera autorizado a estacionar en la avenida frente al mar, obstruyendo en muchos casos la visión de las hermosas playas y perjudicando a quienes viven en la primera línea de edificios. Sumado a esto, por su peso los camiones se quedan reiteradamente enterrados en la arena de ese paseo, que es el más transitado de la ciudad, debiendo recurrir a maquinarias viales para sacarlos. Una imagen que contrasta con el paisaje.

Así se pudo ver un tráiler de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Buenos Aires, pintado de color naranja, con la frase «Buenos Aires, la Provincia. Gobernador Daniel Scioli», que fue instalado en un estacionamiento pegado a la playa Cocodrilo, tapando la visión del mar a los turistas.

Un equipo de música a todo volumen hacía invivible el lugar. Poco tardaron los vecinos en suscribir una nota y denunciar la contaminación visual y auditiva de, paradójicamente, la Secretaría de Medio Ambiente bonaerense. Un verdadero despropósito. En resumen, el camión fue abandonado frente al mar, tapando el paisaje, y hace más de cinco días que nadie lo abre.

Otro visitante fue el tráiler del municipio de Tigre. Realmente lúgubre, pintado de negro y con la figura de un felino. Muchos veraneantes se preguntaban qué tiene que hacer un camión de ese municipio haciendo publicidad en la costa, más allá de que lo vea su intendente, que estaba veraneando en el balneario CR.

Por último, se podía ver el tráiler de la provincia de Chubut, con una exposición 3D de los encantos de sus lugares, acompañado por una camioneta cuyo frente llevaba impresa la frase «Das Neves Presidente 2011», haciendo propaganda programática del candidato. La camioneta se llevó el premio al blooper de la semana, ya que el chofer no tuvo mejor idea que preservar el vehículo del sol con uno de esos protectores que regalan por la calle. De lo que no se percató es de que el parasol que colocó es el que le hace publicidad al nuevo DNI y que tiene la firma de Presidencia de la Nación. ¿Lo habrá traicionado el inconsciente?

Dejá tu comentario