¿Puede la Bolsa americana subir con un dólar firme?

Edición Impresa

En mis más de 25 años de mercados he leído y escuchado muchos paradigmas con respecto a los mercados. El fundamentalismo con un gran marketing siempre se las ha ingeniado para explicar lo inexplicable, explicar con razones lo que se dirime con emociones, como son los mercados financieros.

Seguramente le explicarán cómo puede ser que Brasil y China en 2011 hayan sido una de las peores inversiones cuando ambos países han sido citados una y otra vez como los nuevos motores de la economía mundial; también encontrarán razones para decir por qué la Bolsa argentina bajó lo que bajó en 2011 con una de las economías de mayor crecimiento de la región.

Seguramente los problemas de Europa será lo que más ha escuchado, que Grecia, luego España, Italia, todos esos temores han alejado a los inversores en renta variable. Al hablar de temores ya estamos hablando de emociones, el verdadero componente de las tendencias de los mercados. Los mercados oscilan de la depresión a la euforia y de la euforia a la depresión. En medio de la depresión leerá y escuchará todas noticias negativas que le dirán que es arriesgado invertir: la Argentina en 2002 o en 2008, EE.UU. en 2008, Europa ahora en 2011-2012.

En medio de la euforia le dirán que son países seguros para invertir, Brasil en 2009-2010, China, India en esos años también.

Si uno observa con cuidado el momento de mayor consenso positivo para un país o región precisamente ése es el techo; si uno observa el momento de mayor consenso negativo para un país o región, precisamente es el piso.

Aun así la gente quiere saber motivos, por qué sube o va a subir el mercado, por qué bajó o va a bajar el mercado, muchas veces los motivos que se aducen para justificar un alza, luego con algún matiz explican la baja de los mercados.

Los inversores también tienen modas; mucho tiempo estuvo de modo seguir la tasa de interés de 30 años, luego la de 10 años, luego el petróleo, luego el dólar, luego el oro.

Sin embargo hay muchos paradigmas que a usted le habrán contado que no son así.

Muchos observadores le dirán que si sube el petróleo eso es positivo porque es más actividad y la Bolsa es buena noticia, si baja el petróleo lo hace por menor demanda y eso es recesivo y malo para la Bolsa.

También le dirán que la Bolsa necesita un dólar americano débil y un euro firme para poder subir; por el contrario, le dirán que si el dólar se aprecia y el euro se debilita la Bolsa tiene que bajar.

Precisamente de este falso paradigma nos ocuparemos en el actual artículo, para ello acompañamos un gráfico histórico de la relación euro-dólar. El euro si bien tuvo nacimiento en el año 2000, podemos, aplicando el modelo de cálculo, extrapolar el valor teórico del euro contra el dólar desde 1977. También se acompaña el gráfico del dólar index, pero el 57% de la cotización del dólar contra la canasta es euro.

Si el gráfico del euro sube, el dólar sube, si el gráfico del euro baja el dólar está firme.

Ahora vayamos al gráfico para probar que es posible que Wall Street suba con un dólar firme, y que tarde o temprano la idea de que el dólar débil es bueno para la Bolsa, o que el dólar fuerte significa algo malo para la Bolsa debe desaparecer.

El lector puede observar el gráfico del euro con valor teórico entre 1978 y el año 2000 y luego desde 2000 con valor de cotización.

Si observa las líneas verticales podrá observar que el dólar tiene un ciclo muy regular: desde 1978 hasta 1985 tuvimos un dólar firme; el euro teórico pasa de 1,13 a 0,58 en el año 1985, gran caída del euro, gran suba del dólar, es decir, siete años de fortaleza del dólar americano. Ahora observe el período de 1985 a 1992: el euro pasa de un valor teórico de 0,58 a 1,4380 para 1992, es decir siete años de debilidad del dólar americano. A continuación observar el período 1992-2000: el euro teórico pasó de niveles de 1,4380 hasta su nacimiento con cotización en 0,82 es decir, ocho años de fortaleza del dólar. Desde el año 2000 hasta 2008 el euro pasó de 0,82 a 1,6040, esto es ocho años de debilidad del dólar. Desde el techo del año 2008 de 1,6040 es que pensamos que han empezado siete u ocho años de fortaleza del dólar contra las monedas en general y con el euro en particular.

Es decir, el ciclo del dólar contra las monedas, en este caso contra el euro, que es el 57% del dollar index, es de 7,5 años; tenemos siete u ocho años de fortaleza del dólar, y luego vienen siete-ocho años de debilidad del dólar americano con un comportamiento cíclico.

Nos habrán escuchado y leído muchas veces los lectores: los mercados son cíclicos y ciclotímicos con momentos buenos y malos; en los momentos buenos el dólar es un activo amado por los inversores y en los momentos malos es odiado por los inversores.

Recordar la aversión para el dólar en el año 2008; ahora la gente está volviendo al dólar americano y siente aversión por el euro. Pasaron muchas cosas, siempre habrá explicaciones, pero el mercado ha demostrado ser muy regular en sus cíclicos.

Dos consideraciones importantes tenemos que hacer para este análisis con el objeto de que le pueda ser de utilidad al lector.

1) Relación dólar Bolsa y 2) Relación dólar canasta de monedas.

Relación dólar Bolsa

El de 1978-1984 fue un período de un dólar firme, entre 1978 y 1982 la Bolsa estuvo con sesgo negativo en términos nominales y fuerte caída en términos de inflación; desde 1982 hasta 1984 empezó la recuperación del mercado, es decir los dos últimos años de fortaleza del dólar fueron dos años de suba bursátil.

El de 1985-1992 fue un período de fuerte suba bursátil y estuvo acompañado de un dólar débil, es decir en todo este período la Bolsa subió fuertemente con un dólar muy débil; sin embargo, el 1992-2000 fue un período de gran fortaleza del dólar y Wall Street tuvo sus años dorados con una gran subida hacia su techo de 2000.

El de 2000 a 2008 fue un período de gran debilidad del dólar; sin embargo, en el 2000-2003 la debilidad del dólar no fue buena para Wall Street: tuvo una gran caída. Recién entre 2003 y 2008 la debilidad del dólar fue buena para la Bolsa.

Desde el año 2008 hemos tenido una fortaleza relativa del dólar, dentro de la fortaleza tuvimos un 2008 malo, un 2009 y un 2010 brillantes y un 2011 malo.

Con este comparativo el lector debe tener elementos suficientes para no arribar a la conclusión de que la fortaleza del dólar significará caídas de las Bolsas y que es necesario nuevamente un dólar débil para que sigan subiendo los mercados.

Los mercados bursátiles americanos han subido con dólar firme como en 1982-1984, 1992-2000, y los mercados bursátiles americanos han bajado con dólar débil como en 2000-2003.

Es decir que es falso el paradigma según el cual dólar firme significa Bolsa débil; por lo tanto podemos tener dólar firme y Wall Street subiendo.

Relación dólar canasta de monedas

Incluimos un gráfico de la canasta de monedas contra el dólar además del euro; el gráfico muestra que dentro del ciclo de siete a ocho años el dólar index debería ir a la zona de 89-90; la zona de 71-73 fue un gran piso y ahora vamos a la parte de arriba. Sin embargo, el lector podrá observar cómo el dollar index ha encontrado resistencia en la zona media, esta resistencia está generando un ajuste del dólar contra la canasta de monedas, y hemos tenido fuertes subas en monedas como euro, libra y fundamentalmente las latinoamericanas reales, pesos colombianos y pesos mexicanos contra el dólar.

Creemos que la tendencia de fondo es pro dólar americano y esto no significará necesariamente Bolsas para abajo; en el corto plazo, la resistencia que vimos en niveles de 81-82 es coincidente con el nivel de soporte de 1,258-1,2630 para el euro.

Estos niveles están generando ajustes que pueden extenderse algunas semanas; sin embargo, creemos que el dólar está ajustando con la canasta dentro de una tendencia alcista. Encontraremos fuerte soporte en 78-77 en la canasta de monedas y en el euro en la zona de 1,34-1,36 pesos, niveles a los que podemos ir dentro de la actual recuperación de las monedas contra el dólar.

Pero estamos en el mediano y largo plazo en el ciclo de siete-ocho años favorable para el dólar que empezó en 2008 y recién terminará en 2015-2016.

Dejá tu comentario