Reencuentro de hijos en un denso drama

Edición Impresa

Ante el ataque que deja a un padre postrado, sus hijos se vuelven a reunir luego de mucho tiempo. El lugar de este amargo reencuentro es una villa a las afueras de Marsella, y el hermoso paisaje sirve de contrapunto visual a la densa situación de este drama que recorre mucho territorio conocido por el director Robert Guédiguian, lo que incluye a los habituales intérpretes de buena parte de su filmografía.

Este detalle es uno de los puntos fuertes de "La casa junto al mar", porque las actuaciones de todo el elenco vuelven creíbles, e inclusive interesantes, las situaciones que plantea un argumento que podría lucir demasiado elemental y previsible, lo que en un punto ayuda a que un importante giro de la trama resulte sorprendente. Si bien hay más de una escena con diálogos sentenciosos casi insostenibles, el director es un excelente narrador, cualidad que se potencia en un terreno conocido como el de "La villa". Obviamente, aquellos espectadores más familiarizados con el cine de Robert Guédiguian ("Marius y Jeanette", "Lady Jane", "Las nieves del Kilimanjaro"), puedan apreciar detalles que pasarán inadvertidos para el público desprevenido.





"La casa junto al mar" ("La Villa", Francia, 2017). Dir.: R. Guédiguian. Int.: A. Ascaride, J.-P. Darroussin, G. Meylan.

Dejá tu comentario