Región Centro: nueva foto de tono federalista, con exigencias de equidad a la Casa Rosada

Edición Impresa

Homenajes por caudillo santafesino Estanislao López dispararon críticas de Miguel Lifschitz. Se sumaron el cordobés Juan Schiaretti y el entrerriano Gustavo Bordet.

En la previa de la reunión que tendrá Santa Fe hoy en la Casa Rosada para negociar los recortes que reclama el acuerdo con el FMI, Miguel Lifschitz cuestionó al Gobierno nacional por predicar un "federalismo al revés" y se lamentó de que no lo llamaran antes "para discutir un proyecto de país y no sólo el ajuste".

El mandatario del Frente Progresista Cívico y Social recibió ayer a sus pares peronistas de Córdoba y Entre Ríos, Juan Schiaretti y Gustavo Bordet, en los homenajes por los 200 años del Gobierno del Brigadier Estanislao López. Los gobernadores de la Región Centro volvieron a reunirse y al igual que el mes pasado, cuando hubo agenda oficial del bloque, reclamaron un "esfuerzo equitativo" con el ojo puesto en las administraciones Cambiemos de Buenos Aires y CABA. Sobre este punto, Schiaretti pidió "empezar por el fin de los subsidios nacionales al transporte" en ambas jurisdicciones. "No puede ser que las provincias subsidien el boleto de CABA. En Córdoba se paga $18". El cordobés también volvió a cargar por el traspaso de AySA, Edesur y Edenor a las órbitas del porteño Horacio Rodríguez Larreta y la bonaerense María Eugenia Vidal.

También se repitió parte de la arenga que Schiaretti y Bordet hicieron hace dos semanas en homenaje a otro caudillo: Francisco Ramírez. Ahora, fue Estanislao López la bandera elegida para pedir al presidente Mauricio Macri un avance en el federalismo. "Es un emblema por su rol cuando se estaba fundando la Nación. Hay una mirada común sobre el país con caudillos como Pancho Ramírez, Artigas y Bustos", dijo Lifschitz en un guiño a sus invitados.

Schiaretti acompañó remarcando que la de los caudillos "es una batalla a librar permanente para recuperar recursos que pertenecen a las provincias". El cordobés también pidió que se eliminen superposiciones de partidas con Nación por facultades que corresponden a las provincias, como en Educación y Salud. La propuesta es para "terminar con la discrecionalidad política para transferencias no automáticas".

Por su parte, Bordet dijo que "el federalismo no tiene que ser sólo una evocación histórica o de nostalgia". Y agregó: "Tenemos que trabajar para bajar el déficit pero esto no puede ser a costa de sacrificios de derechos sociales, de derechos adquiridos ni resignando recursos que hagan retroceder el avance que hemos tenido para lograr nuestros equilibrios".

Dejá tu comentario