Republicanos amenazan con trabar designaciones clave de Obama

Edición Impresa

Washington - Un senador republicano amenazó ayer con bloquear la confirmación de los designados por Barack Obama como secretario de Defensa y director de la CIA, lo que supondría un duro golpe para el segundo mandato del demócrata y reforzaría la virtual parálisis en algunas políticas clave producto de la aguda rivalidad.

Lindsay Graham
(republicano de Carolina del Sur) y otros opositores ponen el foco en el ataque al consulado estadounidense de Bengasi, Libia, que tuvo lugar el 11 de septiembre de 2012, cuando perdieron la vida el embajador Christopher Stevens y otros tres funcionarios.

En rigor, el bloqueo de las designaciones sería un eslabón más de la línea divisoria entre el oficialismo y la oposición, que tiene trabados aspectos nodales de la vida pública estadounidense como la política impositiva, la reforma migratoria, derechos civiles y la implementación de la ley sanitaria.

En el programa de la cadena CBS "Face the Nation", Graham reveló que estudia invocar al privilegio senatorial para frenar las aprobaciones del candidato a director de la CIA, John Brennan, y de Chuck Hagel (exrepublicano), nominado para secretario de Defensa, hasta que la Casa Blanca dé más información. "No creo que debamos permitir que Brennan avance hacia la dirección de la CIA, o que Hagel sea confirmado", indicó.

"¿Qué fue lo que hizo el presidente? ¿Qué hizo como comandante en jefe? ¿Levantó el teléfono y llamó a alguien? Creo que éste es el tipo de cosas que el país necesita saber", aseveró.

El Senado de Estados Unidos realizó varias audiencias sobre las designaciones, pero aún debe confirmar a ambos. De acuerdo con las normas parlamentarias, un único senador puede detener la votación del plenario que debe confirmar los nombramientos, salvo que una mayoría especial de 60 legisladores, que requeriría apoyos republicanos, fuerce seguir adelante con la sesión. La Cámara alta se compone actualmente de 53 demócratas, republicanos 45 y dos independientes que suelen votar con los demócratas.

Al respecto, el también senador republicano John McCain subrayó que apoya la nominación de Hagel, quien como él es un veterano de la Guerra de Vietnam. Todo ello a pesar de que meses atrás, McCain le había cuestionado haberse opuesto al aumento de tropas a Irak durante el Gobierno de George W. Bush, y en la reciente audiencia de confirmación se convirtió en un azote de su excamarada. McCain insistió, de todos modos, que no apoyará los movimientos de Graham, a los que denominó como "filibusterismo", y que podrían frenar la nominación.

Los republicanos acusan al Gobierno de Obama de "haber engañado" al país al afirmar que el ataque en Bengasi había sido consecuencia de unas protestas contra un video de Mahoma, y no un ataque terrorista organizado, como se supo posteriormente. Por eso, solicitaron a las autoridades que expliquen los mensajes contradictorios ofrecidos los días posteriores a los ataques de Bengasi.

Asimismo, los congresistas opositores subrayaron que el Gobierno había prometido entregar información pertinente, pero luego se echaron atrás, alegando que se trataba de un tema confidencial.

Varios altos funcionarios del Gobierno, entre ellos la ahora exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el secretario de Defensa, Leon Panetta, ya dieron testimonio ante los comités del Congreso que investigan la respuesta de EE.UU. en Bengasi.

Brennan y Hagel parecían encaminarse a la aprobación de los comités que estudian sus nominaciones, pero si Graham cumple con su amenaza, se evitaría una votación en el pleno del Senado.

Brennan, quien enfrentó preguntas difíciles sobre las tácticas antiterroristas utilizadas por la CIA años atrás, mientras él era uno de sus máximos directivos, reemplazaría a David Petraeus, quien debió renunciar en noviembre después de un escándalo sexual. La semana pasada, el Comité de Servicios Armados del Senado postergó la confirmación Hagel, en medio de las demandas republicanas para obtener más información. Hagel es un exrepublicano muy díscolo, crítico de algunas guerras estadounidenses y de Israel.

En ese marco, el senador demócrata Jack Reed, que como Graham es miembro del Comité de Servicios Armados, afirmó: "Creo que es una reacción exagerada que no va a servir a los mejores intereses para el futuro de la seguridad nacional de Estados Unidos".

Agencias AFP y Reuters; y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario