24 de marzo 2011 - 00:00

Resultado matemático: menos + menos = más

Resultado matemático: menos + menos = más
La de ayer fue otra de esas ruedas donde la mayoría de las noticias no fueron buenas (lo que se reflejó en un volumen de apenas 877 millones de acciones transadas en el NYSE), pero se combinaron para generar una suba del 0,56% que dejó el Dow en 12.086,02 puntos. En primer lugar, la suba del precio del petróleo que alcanzó un nuevo máximo para los últimos 2 años y medio en u$s 105,75 por barril (atención que la mayor suba les tocó a los metales preciosos ganando 1.7%, mientras los alimentos tuvieron bajas en torno al 1%), mientras , reflejando la caída en los inventarios de crudo (se quiso vender esto como una muestra de la mejora económica evidenciada en el incremento de la demanda de los automovilistas), la creciente violencia en Medio Oriente (el asesinato de tres niños y su tío el martes por tropas israelíes en Gaza fue respondido ayer con una bomba en Jerusalén que mató una mujer), el movimiento especulativo de los carry-trade, etc. A esto podemos sumar la desilusionante recompra de treasuries por la Reserva Federal (que dio otro mal paso al prohibirle al Bank of America aumentar sus dividendos), adquiriendo un volumen de títulos sensiblemente inferior a lo esperado (lo que elevó la tasa de 10 años al 3,345% anual) y el vuelco de los inversores internacionales hacia el dólar, sea por una cuestión de reflujo, por la crisis político-económica que está viviendo Portugal o por la confirmación de que el gasto de la reconstrucción japonesa tras el último desastre será el más caro (en dinero, no en vidas humanas) en la historia de la humanidad (u$s 300.000 millones, de los que muchos -Alcoa sería uno de ellos- esperan poder sacar tajada). En esta ristra de malas nuevas, no podemos dejar de mencionar que la venta de viviendas nuevas durante febrero marcó un mínimo histórico, que se suma al dato del lunes que el precio de las viviendas ya construidas es el más bajo en casi 9 años.

Dejá tu comentario