River ganó, pero tuvo que sufrir

Edición Impresa

River sufrió hasta el final, pero terminó festejando un triunfo que fue justo por la forma en que lo planificó Leonardo Astrada y por la gran actuación del paraguayo Rodrigo Rojas, que desequilibró permanentemente con su habilidad.

También fue un partido inolvidable para Paulo Ferrari, que en siete minutos hizo dos goles para poner a River 2 a 0, el primero aprovechando un rebote en un defensor y el segundo tras un pase magistral de Rojas.

River jugó con 3 defensores y Almeyda de líbero hasta la lesión de Ahumada, que obligó a Astrada a poner a Coronel y que Facundo Quiroga cumpla la función del «Pelado» y manejó la pelota en la mitad de la cancha, donde el paraguayo como enganche se encargó de administrar todos los ataques.

Por el otro lado Chacarita jugó un buen partido tratando de cambiar ataque por ataque y jugando sus fichas a la habilidad de Morales y Ramírez.

En ese panorama hubo muchas situaciones de gol, pero el resultado recién se modificó en los últimos 15 minutos. Primero fue Grabinski de cabeza el que acortó las distancias para Chacarita, pero 5 minutos después otra gran asistencia de Rojas le permitió a Gustavo Bou poner el 3 a 1 con una definición excelente, pero faltando 3 minutos (y 4 más de adicional) Facundo Parra volvió a ganar de cabeza en el área de River y puso el 3 a 2.

Después Chacarita intentó la hazaña y hasta consiguió el gol del empate, bien anulado por Pompei por plancha del debutante uruguayo Mauren Franco, y River se defendió como pudo, pero terminó llevándose todo.

Dejá tu comentario