Ucrania denuncia que Putin triplicó las fuerzas en la frontera y prepara una guerra

Edición Impresa

La tensión no tiene precedentes desde la guerra del 2014 por la península de Crimea y el comienzo de una revuelta separatista. El tema estará presente en la cumbre del G-20 en Buenos Aires.

Kiev y Moscú - Rusia reforzó drásticamente su presencia militar en la frontera con Ucrania, denunció ayer el presidente de este país, Petro Poroshenko, mencionando la amenaza de una “guerra total” con Moscú.

“El número de tanques en las bases (militares rusas) situadas a lo largo de nuestra frontera se triplicó”, declaró Poroshenko a tres canales de televisión de su país.

“El número de unidades militares desplegadas a lo largo de nuestra frontera aumentó drásticamente”, insistió.

En ese marco de tensión, dado por la primera confrontación militar abierta entre ambos países desde la anexión rusa de Crimea en marzo de 2014 y el inicio de un conflicto armado en el este de Ucrania, el Kremlin advirtió que la decisión de las autoridades de Kiev de imponer la ley marcial en diez regiones, incluidos los territorios separatistas de Donetsk y Lugansk, puede desembocar en una escalada mayor en el este rusófono.

“La imposición del estado de excepción en varias regiones potencialmente conlleva la amenaza de una escalada en regiones de conflicto”, dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Agregó que aunque se trata de un asunto interno de Kiev, la proximidad de las elecciones de marzo de 2019 hace que la medida tenga un “tinte especial y poco camuflado”.

Peskov señaló que el presidente ruso, Vladímir Putin, expresará su postura sobre el incidente naval del domingo con Ucrania “en los próximos días”, probablemente, en el marco de su participación en la cumbre del G-20 que se celebrará en Buenos Aires entre el viernes y sábado próximos.

Al mismo tiempo, recordó que aunque el incidente en el mar Negro no esté en la agenda de las reuniones del líder ruso en el G-20, Putin estaría dispuesto a abordarlo durante los encuentros bilaterales con otros mandatarios y “no debe cabe duda de que dará aclaraciones exhaustivas al respecto”.

La Rada Suprema o Parlamento ucraniano aprobó la propuesta presentada por el presidente Poroshenko de imponer el estado de excepción a partir del 28 de noviembre y por 30 días. El mismo se aplicará en diez regiones costeras o limítrofes con Rusia -incluido Donetsk y Lugansk, escenario de un conflicto desde 2014- y con Moldavia, así como en el mar de Azov.

Rusia mantiene apresados a tres buques ucranianos, detenidos tras el incidente del domingo, y a sus tripulantes, a los que acusa de una violación de sus aguas territoriales rusas.

En tanto, ese país detuvo ayer a varios marinos ucranianos capturados por los guardacostas rusos frente a las costas de Crimea.

Desde la anexión de esa península por parte del Kremlin y el estallido de un conflicto armado entre milicias prorrusas y tropas de Kiev en el este de Ucrania, la cifra de muertos ya se eleva a más de 10.000.

Acusados de haber ingresado en aguas rusas, doce marinos ucranianos, de los 24 que fueron detenidos el domingo, fueron puestos “en detención provisional hasta el 25 de enero”, conforme a la decisión de un tribunal de Simféropol, capital de Crimea.

En total, 12 marinos ucranianos comparecieron ayer ante un juez. El resto lo hará hoy.

La OTAN le exige a Rusia que entregue las naves incautadas y libere a los marinos.

Agencias AFP y Télam

Temas

Dejá tu comentario