24 de enero 2011 - 00:00

Schiavone se quedó con el partido interminable

Schiavone se quedó con el partido interminable
La italiana Francesca Schiavone avanzó por primera vez a cuartos de final del Abierto de Australia al vencer a la rusa Svetlana Kuznetsova en el partido más largo de la historia del tenis femenino en un torneo de Grand Slam. Fueron 4 horas y 44 minutos las que batallaron ambas tenistas para completar un duelo que se resolvió en favor de la italiana, de 30 años, sexta favorita y quien levantó seis match points por 6-4, 1-6 y 16-14. Schiavone y Kuznetsova establecieron una nueva marca superando la que hasta ayer pertenecía a la checa Barbora Zahlavova Strycova y a la rusa Regina Kulikova, con 4 horas y 19 minutos, justamente en el Abierto de Australia 2010.

«Me dolía todo, de la cabeza a los pies. Ni siquiera pensaba en cómo estaría ella. Tenía demasiado como para preocuparme por eso», relató agotada Schiavone, que participa por cuadragésima segunda vez en su carrera de un torneo de Grand Slam. «Es un momento fantástico, uno de los más emocionantes de mi vida. Sólo me decía que debía seguir y que debía ir con el corazón por el partido», agregó la italiana.

Idénticos conceptos los de Kuznetsova, quien confesó que después de tanto batallar ya no sabía no sólo cómo estaba el marcador del partido, sino que hasta se olvidaba de quién debía sacar. «Un día espero poder mostrarle el DVD de este partido a mi hijo», resumió emocionada Schiavone, primera italiana en alcanzar los cuartos de final de alguno de los cuatro torneos «grandes».

Schiavone, que había accedido dos veces a octavos de final en Melbourne (en 2006 cayó ante la belga Kim Clijsters y en 2010 con la estadounidense Venus Williams), jugará en próxima ronda ante la número uno del mundo, la danesa Caroline Wozniacki. «No sabía del récord, en ese momento sólo me felicitaba porque físicamente estaba sólida como una roca», reveló la N°7 del mundo, quien igual debió pedir asistencia cuando el marcador estaba 13-12 en el tercer set en favor de la rusa.

Dejá tu comentario