Scioli colocó más bonos, ahora por u$s 250 M (y con baja de tasa)

Edición Impresa

Buenos Aires - El Gobierno del justicialista Daniel Scioli logró colocar ayer deuda por 250 millones de dólares, a una tasa del 10,875 por ciento anual, en una ampliación del bono de octubre de 2010 que vence en 2015.

Se trata de parte de la estrategia de financiamiento encarada por el Ejecutivo provincial, que tiene para este año electoral una autorización legislativa para endeudarse por hasta 8.125 millones de pesos (de la cual ya hizo uso en enero pasado, con la colocación de un bono por 750 millones de dólares, a 10 años).

Los bancos Deutsche Bank y Bank of America-Merrill Lynch lideraron en esta oportunidad la operación, mientras que el título -que logró bajar la tasa de interés- tiene calificación B3/B y vence el 5 de octubre de 2015. En el entorno del titular de la cartera de Economía, Alejandro Arlía, calificaron a la operación como «muy satisfactoria», al destacar que pese a la crisis financiera global y la inestabilidad crediticia que azota a algunos países europeos, «la comunidad inversora reconoce a Buenos Aires como una alternativa de inversión válida».

En esa línea, remarcaron el atractivo de tener «los números al día» y contar con una «estrategia de financiamiento sólida y compuesta por instrumentos financieros de buena calidad y buena recepción en el mercado».

El bono fue originalmente emitido en septiembre de 2010, cuando la provincia salió a los mercados globales por primera vez en tres años con 550 millones de dólares, en un papel en dólares a cinco años, con una tasa del 11,75 por ciento.

Un mes después, en tanto, la provincia reabrió el bono por 250 millones de dólares, con un rendimiento del 11,5 por ciento.

En tanto, en enero pasado, el Gobierno de Scioli colocó un nuevo bono en el mercado internacional por 750 millones de dólares, a 10 años, amortizable en los últimos tres, y con un rendimiento del 11,25 por ciento.

El «superbono» fue colocado a un precio de 97,916 con cupón del 10,875 por ciento, y registró una gran demanda de inversores ansiosos por títulos de riesgo, con ofertas que superaron los 2.700 millones de dólares, según explicó en esa oportunidad el ministro Arlía.

«Hemos recibido una gran señal del mercado, de acompañamiento», agregó el funcionario y precisó que los fondos obtenidos se destinarán a educación, salud, inclusión social, desarrollo productivo y seguridad ciudadana», agregó por esas horas el funcionario del Gobierno bonaerense.

Dejá tu comentario