Scioli recibió a Jorge Macri y Mariotto voló a Vicente López

Edición Impresa

El ultrakirchnerista Gabriel Mariotto parece seguir a Daniel Scioli con una mira láser de la política. El principio de acción y reacción rozó ayer el paroxismo en la interna que se libra entre la Casa Rosada y el gobernador de la provincia de Buenos Aires: bastó que por la mañana Scioli recibiera a Jorge Macri en el Salón de Acuerdos de La Plata para que su vicegobernador desembarcara por la tarde en Vicente López, el primer distrito bonaerense gobernado por el PRO, junto a referentes de La Cámpora y Kolina.

Scioli recibió al intendente de Vicente López puntual a las 11. El gobernador llegó antes que todo su equipo. Más tarde se sumó el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, y la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, flamante presidenta del PJ bonaerense y encargada del nexo con los jefes comunales de la provincia de Buenos Aires. Macri primo llegó acompañado por la diputada nacional por el PRO, Soledad Martínez; su jefe de Gabinete, Eduardo Gasulla; el secretario de Gobierno de la Municipalidad, César Torres; de Seguridad, Martín López Perrando; y de Hacienda, Guillermo Romero. En la reunión, que duró unos 60 minutos, se intercambiaron gestos afectuosos, felicitaciones por el resultado de las elecciones de octubre y además intercambiaron carpetas. La mayor parte del encuentro estuvo dedicada a un tema sensible en la relación Nación-provincia, la política de seguridad.

La carpeta de seguridad que Macri le dejó a Scioli contenía dos ejes principales.
La puesta en marca de un convenio ya firmado entre la gobernación y los municipios para que la gestión Scioli refuerce la presencia de patrulleros en las calles. En Vicente López todavía no se implementó, pero ayer el macrismo se llevó el compromiso del gobernador para ponerlo en marcha. El primo de Mauricio Macri también presentó un mapa con las «zonas rojas» de inseguridad en su Municipio que tiene a Tecnópolis, sobre la Avenida General Paz, como un área crítica en cuanto a robo de autos. No estuvo presente, sin embargo, el ministro de Seguridad, Ricardo Casal, quien encarna uno de los principales frentes de tormenta del gobernador con la Casa Rosada.

Scioli y Macri primo también repasaron el proyecto de la policía municipal. «Vos ya sabés Jorge, se trata de una iniciativa del Ejecutivo provincial y queremos sumar a los intendentes como parte de la discusión. El tema ahora está en manos de la Legislatura», explicó coloquialmente el gobernador. Tácitamente, la misión macrista entendió el mensaje. El ultrakirchnerismo que responde a Mariotto, en su calidad de vicegobernador y presidente del Senado provincial, se mueve con autonomía en La Plata. «Con el gobernador compartimos la misma preocupación por la inseguridad y le hemos planteado que desde el municipio queremos tener políticas de Estado activas en el orden local, pero que también necesitamos coordinar políticas conjuntas a nivel provincial», aseguró el intendente a la salida del encuentro. Mariotto devolvió ese gesto de ecumenismo aterrizando ayer en helicóptero cerca de las 19 en Vicente López donde fue recibido por la referente zonal de su agrupación «Proyecto Nacional», Patricia Cuesta. Luego ofreció una charla sobre «Políticas Públicas y Proyecto Nacional» en la Cámara Empresaria del municipio.

Pero no todo fue inseguridad en la cumbre Scioli-Macri. En el marco del plan de descentralización tributaria, donde los municipios colaboran con la provincia en el control del pago de impuestos a los Ingresos Brutos, la gestión macrista pidió que se eleve ese tope de fiscalización de contribuyentes que pagan hasta 144 mil pesos anuales a 450 mil pesos anuales.

La reunión entre Scioli y Macri, celebrado en el Día de los Enamorados, derivó en un viaje relámpago en helicóptero de Mariotto a Vicente López. Los 14 de febrero parecen ser una fecha especial para que peronistas y macristas se entrelacen. Hace un año, pero en Mar del Plata, Macri primo se mostraba con Graciela Camaño y disparaba los rumores sobre un acuerdo entre PRO y el PJ disidente.

Dejá tu comentario