Scioli tienta a massistas

Edición Impresa

En dos turnos, siempre con la excusa de hablar de gestión, el sciolismo se dedicó ayer a tentar a intendentes bonaerenses que forman parte del espacio crítico que comanda Sergio Massa. Primero fue el gobernador Daniel Scioli al recibir a un grupo de jefes comunales, entre los que se encontraba José Eseverri, de Olavarría.

Luego fue el turno del jefe de Gabinete, Alberto Pérez, que se reunió, a solas, con el intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitestein. Ambos dirigentes conforman, junto con Massa y, entre otros, el intendente de Hurlingham, Luis Acuña, un bloque de sub-45 que irrumpió en el mapa bonaerense con la pretensión de consolidar una eventual candidatura del jefe comunal de Tigre a la gobernación.

La agenda, en ambos, casos, estuvo centrada en la gestión, pero, sobre todo con el bahiense, en La Plata deslizaban ayer el «buen vínculo» y las «coincidencias» con Breitestein, respecto del futuro del peronismo y las «mejores alternativas» del PJ de cara a las elecciones de 2011. El bahiense, allegado a Massa, no rompe relaciones con Scioli.

Dejá tu comentario