3 de agosto 2009 - 00:00

Se beneficiarán bonos en dólares

Los inversores comenzaron a tomar posición en bonos en dólares, a cuenta del cupón de renta y capital del Boden 2012 que cobrarán desde hoy.

Los elegidos fueron el Bonar V y el Boden 2015. Tiene rendimientos superiores al 20% y eso los hace atractivos, aunque el riesgo de default esté latente porque las cuentas públicas están comenzando a mostrar sus debilidades.

El viernes, estos bonos tuvieron subas de entre el 2% y el 3%. Como los títulos se compran a 72 horas, la cancelación se hará casi al mismo tiempo que cobran el cupón.

Los bonos en pesos no despiertan el mismo entusiasmo porque ya está visto que el INDEC no va a cambiar y seguirá manejado por el equipo que colocó el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Además, la posibilidad del canje por nuevos bonos todavía parece lejana como para hacer apuestas fuertes. De todas maneras, los títulos en moneda local tienen cotizaciones bajas y buenos rendimientos en pesos. A favor está su menor riesgo de default al estar nominados en moneda local. Por eso, el bono que más subió el viernes fue el Discount en pesos. Después de tres ruedas consecutivas de baja, algunos pensaron que valía la pena apostarle algunas fichas y lograron que avance un 2,92%.

El precio parece de euforia, pero lo que se negocia cada día en bonos es un monto muy reducido. Los auténticos ahorristas no están en el mercado. Se fueron después de la manipulación del INDEC, porque dejaron de ser un refugio contra la inflación, el mal más temido de los próximos tiempos.

De esta manera, los inversores van a volcar una parte de lo que cobran a estos bonos. No hay que esperar que los u$s 2.000 millones que se van a pagar vuelvan a bonos. Una gran parte, se quedará en el exterior porque el cupón es una excelente herramienta si se están depositados en cuentas externas, para sacar divisas del país. De allí los fuertes volúmenes de cupones que se negociaron hasta el jueves.

Los controles que promete la AFIP para los que cobren el cupón o giren dólares regirán desde mañana. Esto no hará más que encarecer el mercado marginal de divisas y las operaciones de «contado con liquidación», un mecanismo que permite enviar dólares al exterior utilizando títulos de la deuda pública.

Los controles coexistirán con la merma de reservas que se hará ostensible después del pago, por lo que resta ver cómo se comportará el mercado. Si piensa que una caída de u$s 1.500 millones en la reserva hace más vulnerable al país, habrá más demanda de dólares. Pero visto el comportamiento del mercado en las últimas ruedas, es una posibilidad lejana. Esto no significa que el dólar marginal deje de subir.

Una de las posibilidades es que esta semana sea buena para los bonos nominados en dólares que tienen los rendimientos más altos del planeta. Si el dólar sube, ellos se beneficiarán. El único riesgo que tienen es el default.

Dejá tu comentario