Se fractura la MUD tras la jura de gobernadores en Venezuela

Edición Impresa

Henrique Capriles anunció su salida. Su partido, Primero Justicia, y el más radical Voluntad Popular acusaron de “mentira” y de “traición” al referente de los electos, Henry Ramos Allup.

Caracas - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió ayer con los gobernadores opositores electos que el lunes habían jurado ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tras prometer que no lo harían, lo que potenció las acusaciones dentro de la oposición y dejó a su coalición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al borde de la fractura.

Mientras tanto, tropas militares reprimieron con gases lacrimógenos una manifestación que acompañaba al gobernador electo de Zulia, Juan Pablo Guanipa -el único que no juró ante la ANC-, quien reclamaba a la legislatura regional que le tomara el juramento constitucional.

Maduro recibió en el palacio de Miraflores a los mandatarios de Anzoátegui, Antonio Barreto; Mérida, Ramón Guevara; y Nueva Esparta, Alfredo Díaz. Maduro dijo que la gobernadora de Táchira, Laidy Gómez, se excusó de asistir por tener "unos compromisos". Todos ellos pertenecientes al partido socialdemócrata Acción Democrática (AD).

En tanto, Guanipa, del centrista partido Primero Justicia (PJ), fue el único de los gobernadores opositores electos que no juró (y por lo tanto no acató) a la Constituyente ni participó del encuentro de ayer.

El jefe del Estado afirmó que "se inicia una nueva era de convivencia con sectores de la oposición", en la que corresponde "construir una nueva ética política, una nueva cultura política".

Barreto, Guevara, Díaz y Gómez juraron el lunes ante las autoridades de la ANC, pese a que la oposición no reconoce a ese órgano, integrado exclusivamente por chavistas y que se proclamó por encima de todos los poderes públicos.

La decisión de los gobernadores de AD fue duramente cuestionada por la Asamblea Nacional (parlamento), cuyas deliberaciones están suspendidas por la ANC. También lo fueron por los principales partidos del arco opositor, que apuntaron sus críticas al líder de la vieja agrupación socialdemócrata, el diputado Henry Ramos Allup.

Primero Justicia (PJ) afirmó en una declaración: "¿Cuántas veces hemos lamentado o criticado la falta de coherencia, de institucionalidad y legalidad en quienes hoy gobiernan al país? No podemos actuar de la misma forma. El país, hoy más que nunca, necesita coherencia en la lucha por la libertad".

A PJ pertenecen el presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Julio Borges, y el excandidato presidencial Henrique Capriles, además de Guanipa.

Capriles fue más duro aún con el líder de AD. "Hablo por mí, no por mi partido: mientras esté en la MUD el señor Ramos Allup, yo no voy a seguir en esa Mesa", dijo, y remarcó que "es mentira que en política no se puede tener honorabilidad". "No venga Ramos Allup a lavarse las manos; en AD no se mueve un lápiz sin que ese señor autorice que se mueva. Ya basta de seguir cayéndole a coba (mentiras) a la gente", agregó .

El partido Voluntad Popular (VP) consideró en un comunicado que la jura de los gobernadores opositores fue "un acto de traición y engaño contra la mayoría de los venezolanos que el pasado 15 de octubre los eligieron como representantes de la Unidad para seguir luchando en todos los terrenos contra la dictadura y sus artimañas".

En ese texto, VP pidió a Ramos Allup "desmarcarse públicamente de esta acción cometida por los cuatro gobernadores militantes de su organización" y solicitó "una reunión de urgencia para tomar decisiones firmes" con respecto al futuro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ramos Allup se defendió a sí mismo y a los mandatarios estaduales. "No hemos traicionado a la oposición. Los cinco gobernadores sostuvieron entre ellos reuniones y plantearon que primero serían juramentados ante los consejos legislativos (regionales) y luego ante la ANC", sostuvo. En ese sentido, presionado, explicó que la dirección de AD dio instrucciones a sus cuatro gobernadores para que no acudieran a juramentarse ante la Constituyente, por lo que considera que estos se "autoexcluyeron" automáticamente de la agrupación.

"Muchos ven esto como una oportunidad de oro para tirotear a AD; debo lamentar que ante la crisis del país nos disparemos entre nosotros; lamentablemente, yo no voy a discutir con nadie; lamento mucho que algunos voceros de PJ hayan decidido atacarme a mí", se quejó.

AD, PJ y VP son tres de los cuatro partidos mayores dentro de la MUD. El restante es Un Nuevo Tiempo (UNT), liderado por el exgobernador y ex candidato presidencial Manuel Rosales, que mantuvo silencio con respecto al caso de los mandatarios regionales.

Agencias AFP, EFE y Télam

Dejá tu comentario