Se frenó auge de bonos: aguardan datos de canje

Edición Impresa

Los días de alza intensa pasaron. Los inversores que tomaron posición en los bonos lo hicieron apostando a que se reabre el canje y tendrá aceptación de los «holdouts» (bonistas que no ingresaron al canje original de Roberto Lavagna).

Ahora sólo resta esperar. Los tiempos de decisión para comprar bonos fueron cortos, pero las negociaciones son largas. Desde aquí hasta el día de la definición del canje, los títulos estarán a merced de las noticias y los rumores.

Por eso hubo cautela y predominio de bajas en el mercado de renta fija. El Discount en pesos, uno de los bonos del canje de la deuda, consiguió sobrevivir a los retrocesos y se anotó con un alza del 0,50%. Este título tuvo un día de extremos. En el mejor momento estuvo un 2,50% arriba y en el peor, un 2% abajo. El cupón PBI, que va a adosado a los títulos del canje, pero se negocia por separado, subió un 0,41%.

Los bonos posdefault, en cambio, soportaron bajas generalizadas. El que llevó la peor parte fue el Bocon Pre 9, que cayó el 1,67%. El Bogar perdió el 0,28% y el Bocon Pro 12, el 0,42%.

Los bonos en dólares siguen ajustando su renta y tienen leves oscilaciones. El Boden 2012, que la semana pasada estuvo en alza, esta vez perdió el 1,26%, en tanto el Boden 2015, que venía de varias ruedas de caídas, subió el 0,67%.


Los títulos en dólares por ahora son la inversión más estable. No tienen las variaciones violentas de los títulos en pesos y dan una renta del 14%.

Cautela

El monto de negocios reflejó la cautela de los inversores que no quieren deshacer posiciones, pero tampoco aumentarlas. El Mercado Abierto Electrónico (MAE), que llegó a negociar $ 1.050 millones el jueves pasado, movió $ 628 millones.

En la plaza cambiaria, el dólar sigue con tendencia a la baja. No hay salida de divisas del país y llegan dólares para hacer la diferencia con inversiones en pesos. Esto explica que el dólar «contado con liquidación», que se utiliza para fugar divisas, esté en apenas $ 3,78.

Los negocios fueron moderados. En el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, se movieron u$s 227 millones y en el MEC de los corredores de cambio, u$s 136 millones. Parte de la reducción de operaciones se debe a que los exportadores liquidaron u$s 30 millones, menos de la mitad de lo que lo venían haciendo.

«Barrida»

El Forex-MAE tuvo su primera operación a los 20 minutos de la apertura, con el dólar a $ 3,82. No aguantó en ese precio y media hora después bajó a $ 3,819. En ese momento, la mesa de dinero hizo una «barrida» de una línea completa del «offer» de las pantallas y se llevó todos los dólares que se ofrecían a $ 3,82. Una segunda aparición a una hora del final robusteció el precio del dólar en $ 3,82. Las dos apariciones del Central significaron casi u$s 70 millones para las reservas, que ahora están en u$s 46.105 millones, u$s 77 millones por encima del viernes a pesar de que se hizo un pago al exterior.

En las casas de cambio, el dólar continuó a $ 3,83 para la venta, igual precio que en el «blue», el mercado marginal donde el dólar retrocedió un centavo. A pesar de la proximidad de fin de mes, no se ve el estacional aumento de la demanda de divisas. El mercado está muy relajado, al punto que en el OCT-MAE, el dólar a fin de año vale $ 3,846 (-0,07%) y para fin de setiembre de 2010, $ 4,0925 (+0,06%).

Hoy los inversores se manejarán con cautela. De hecho, hay títulos como los Bocan 14 y 15 que dan una tasa fija en pesos, que son muy demandados, igual que el Bonar V en pesos. Acá se posicionan los más conservadores, que se quieren asegurar una ganancia en moneda local para después volver a dólares.

Dejá tu comentario