Sigue fiesta con bonos argentinos. Dólar fijo

Edición Impresa

Las verdaderas vacaciones de invierno del mercado financiero comenzaron hoy. Los montos negociados en la Bolsa, el mercado de renta fija y el cambiario fueron mínimos. La novedad más destacada fue el aumento del nivel de las reservas del Banco Central por encima de u$s 51 mil millones.

Pero si bien los grandes jugadores se tomaron vacaciones, tuvieron puesto un ojo en algunos activos puntuales y operaron desde su celular. Por eso las subas fueron genuinas. «No es cuestión de que por descansar dejen pasar el buen momento de algunos bonos en dólares y de cupones», señaló un operador.

Por caso, el cupón PBI en pesos subió el 2,50% con negocios por $ 13 millones, un volumen habitual de negocios. En cambio el cupón en dólares hizo una sola operación por $ 30 mil que marcó una suba del 1,50%. Este activo tiene la ventaja de que en el exterior se puede negociar y es uno de los elegidos por los inversores extranjeros.

Algunos títulos en dólares también tuvieron el sustento de un buen monto de operaciones. El Boden 2015 concentró la mitad de lo negociado en bonos y subió el 0,50%. El Boden 2012 tuvo una suba similar, pero con mucho menos movimiento que el habitual, ya que operó $ 24 millones.

Faltante

El papel más seguido del momento, pero no el más negociado porque faltan láminas, es el Global 2017, que nació hace poco más de un mes con la reapertura del canje efectuado por Amado Boudou. Sigue en alza, ya está en u$s 93,30 y rinde el 10,53%. Hace menos de un mes valía u$s 80 millones.

El Gobierno quiere que la renta esté por debajo del 10% porque es la que definirá la tasa a la que prestarán cuando salga al mercado internacional a buscar dinero para refinanciar los vencimientos de deuda.

Entre los bonos en pesos, se puede rescatar el alza del 2% del Discount y la suba del 0,50% del Boden 2014. Fueron los dos únicos títulos que reunieron un nivel de operaciones como para calificar a su cierre de representativo.

El mercado cambiario funcionó como si fuera feriado en Estados Unidos, los negocios en la plaza mayorista fueron de u$s 320 millones y entre los dos mercados de futuros (el OCT-MAE y el Rofex) negociaron contratos por menos de u$s 100 millones.

Fue tan escaso el movimiento de divisas que a media hora del cierre, en el Forex-MAE los negocios sumaban u$s 28 millones. Como en ese momento el dólar se había caído a $ 3,93 el Banco Central aprovechó para comprar u$s 50 millones y lo elevó a $ 3,9320. La aparición del Central movilizó a otros compradores y vendedores y con lo negociado en esos 30 minutos se redondearon operaciones por u$s 190 millones. A todo esto, en el MEC de los corredores de cambio se movieron u$s 135 millones. Las compras del Central permitieron que las reservas alcancen el récord de u$s 51.008 millones. El dólar en las casas de cambio siguió a $ 3,9550 y en el mercado marginal a $ 4,02 pero casi sin operaciones.

Lo único que puede sacar a los mercados de la monotonía durante esta semana es la proximidad del fin de mes, cuando haya que compensar las operaciones de futuro. De todas maneras, el mejor humor que se vive en las Bolsas del mundo hará que algunos títulos en dólares y los cupones operen como si estuvieran en temporada alta.

Dejá tu comentario