Sigue purga y desplazan a otros cuatro jefes policiales

Edición Impresa

Aunque ratificó al jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, el ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, dispuso el desplazamiento de otros cuatro superintendentes de la cúpula, que se suman a los tres del miércoles, en el marco de las derivaciones por las fallas en la búsqueda de la familia Pomar.

Lógicamente, Stornelli negó que existiera una purga policial o que el gobernador le haya pedido cambios. Sin embargo, el propio Daniel Scioli dijo que fue él quien pidió la cabeza de los responsables por los cuestionamientos a la investigación del caso Pomar.

En medio de esta situación, recobró fuerza el pedido de interpelación a Stornelli, que se presentó en el Senado bonaerense hace varios meses, pero que ahora podría reactivarse frente al recambio legislativo y la nueva composición de la Cámara. En forma paralela, una comisión de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad llegó a Pergamino para investigar la actuación de policías que intervinieron en el caso de la familia que estuvo 24 días desaparecida y los supuestos llamados advirtiendo sobre el accidente.

Según un comunicado de la cartera provincial, los jefes que dejan la cúpula de la Policía son los superintendentes de Investigaciones, Antonio Torreira, quien el miércoles -un día después de la aparición de los cuerpos de la familia Pomar- fue elegido para participar de una conferencia de prensa junto a Paggi y a Paul Starc, subsecretario de investigaciones bonaerense; de Interior, Mateo Barragán; de Coordinación Operativa, Ernesto Araguez; y de Seguridad Vial, Ernesto Giménez. Sus lugares serán ocupados por los comisarios Gabriel Matzkin (Investigaciones), Mario Alberto Valente (Interior), Salvador Darío Baratta (Coordinación Operativa) y Alexis Darío Ivanoff (Seguridad Vial).

Dejá tu comentario