Sin salida, Senado decide hoy reforma a boda gay

Edición Impresa

El kirchnerismo y la oposición negociarán desde hoy en el Senado para lograr salir del apuro en que los metió la mayoría de la Comisión de Legislación General al emitir dos dictámenes de mayoría diferentes para frenar y modificar la ley de matrimonio gay. Tanto los radicales como Miguel Pichetto, entre ellos y hacia adentro de sus bloques, intentarán cambiar el texto del dictamen de comisión para que el Senado vote el miércoles no sólo un rechazo a la sanción de Diputados o una ley de Unión Civil, sino una modificación a la ley de matrimonio gay permitiendo que la Cámara baja luego ratifique su sanción original o acepte, al menos, un régimen más moderado.

Desde la UCR, con Gerardo Morales y Ernesto Sanz a la cabeza, se busca ahora que el recinto del Senado apruebe la media sanción de Diputados, pero modificándola. Tanto el oficialismo como los socialistas y radicales consideran que el trabajo en la Comisión de Legislación General que preside Liliana Negre de Alonso fue, en realidad, una trampa para que no exista ninguna ley.

Para eso, Morales, Pichetto y parte del peronismo federal comenzarán a negociar hoy. Kirchneristas y radicales tienen un problema en común: deben convencer a parte de su bloque que se niega a sancionar la reforma al Código Civil que votó Diputados. Deben luchar con eso y también con una amenaza de los peronistas federales, como Negre de Alonso y Sonia Escudero, que ya adelantan que el oficialismo deberá reunir el quórum ese día para comenzar la sesión.

Así, desde hoy tomará forma el proyecto final que volverá a Diputados. Pero a pesar de toda la pelea que cruza a los bloques desdibujando el perfil clásico de las pujas en el Senado y Diputados, el resultado final de la votación es una incógnita.

A tres días de la sesión, la UCR analiza la posibilidad de proponer avanzar con alguna versión de una ley de Unión Civil. Por ahora sólo buscan modificar la ley de manera que no sea rechazada de plano la sanción de Diputados e impedir, al mismo tiempo, un triunfo rotundo del kirchnerismo.

Mitad de camino

La propuesta de la oposición será una salida a mitad de camino entre el todo o nada que planteó el Gobierno en su pelea con la Iglesia. Bajo esas reglas impulsó Néstor Kirchner la discusión en Diputados, aunque ahora la pasión presidencial por el tema parece haber mermado en el Senado.

Pero ni siquiera la posibilidad de una reforma negociada está asegurada. Hasta ahora existe un empate entre las dos posturas en 30 senadores. Una docena de indecisos, o que preferirían no tener que votar, podrían dar vuelta el marcador. Pero la presión en las provincias en contra del matrimonio gay es lo suficientemente fuerte como para convencer a los propios kirchneristas de no acatar la posición oficial.

La solución, como desde el principio, estará en cuántos remisos a la ley podrá sacar Pichetto del recinto. Cuatro de los que están en contra con seguridad no irán a la sesión: Carlos Menem, el misionero Luis Viana, y las oficialistas Marina Riofrío y Ada Iturrez de Capellini, que se fueron a China junto con Cristina de Kirchner.

Durante el fin de semana hubo cruces impensados hasta ahora. Por ejemplo, entre el cordobés Luis Juez y la salteña Escudero, en otros temas socios dentro de la oposición.

«Es un debate que está tomando ribetes complicados; se trata de conferirle derechos a una minoría que no los tiene. Todas las demás interpretaciones no ayudan a desentrañar una cuestión elemental», dijo apoyando la ley de matrimonio gay.

Enfrente Escudero le retrucó afirmando que el proyecto que aprobó Diputados «es jurídicamente defectuoso, avasalla los derechos de la mayoría. Nosotros hemos avanzado en la unión civil y en ese sentido no es esconderse en la hipocresía». Como sea, dos temas seguirán estando en el medio del conflicto: la posibilidad de adoptar por parte de parejas del mismo sexo y la habilitación para que se sometan a métodos de fertilización asistida, esta última una regulación que no estaba en los debates hasta que Negre de Alonso y Escudero impulsaron la Unión Civil.

Dejá tu comentario