Socios de la UCR rechazan pacto con Peronismo Federal

Edición Impresa

La Unión Cívica Radical continúa mutando y todavía no define un esquema electoral para enfrentar al kirchnerismo. Julio Cobos y Ernesto Sanz fueron condenados prácticamente al ostracismo partidario por sugerir un acuerdo con el Peronismo Federal en la provincia de Buenos Aires, pero ahora son Ángel Rozas y Gerardo Morales, exégetas del progresismo alfonsinista, quienes impulsan en privado un acuerdo programático con las huestes del diputado empresario Francisco de Narváez.

Tal como anticipó ayer este diario, el sábado pasado Ricardo Alfonsín, candidato presidencial proclamado por el Comité Nacional, encabezó un encierro en la quinta del consultor Germán Esponda en Pilar. Allí se produjo un giro inesperado: por primera vez, el chaqueño Rozas y el jujeño Morales sugirieron ofrecerle a De Narváez el armado de una lista de adhesión para con su candidatura a gobernador bonaerense que colgara de la papeleta «Alfonsín Presidente».

Ese escenario disparó las alertas en el frente progresista que el socialismo de Hermes Binner y el GEN de Margarita Stolbizer aspiran a conformar con la UCR para las elecciones de octubre. Y frente a un posible acercamiento del alfonsinismo al candidato del peronismo disidente en la provincia de Buenos Aires, el diputado socialista Ricardo Cuccovillo advirtió: «La Argentina no necesita un rejunte para ganar. La Argentina necesita un frente que les mejore la vida a los argentinos, una real alternativa que logre más igualdad, mejor educación, salud y previsibilidad mejorando el sistema institucional».

Sin embargo, el precandidato a gobernador de Córdoba por la Unión Cívica Radical, el diputado Oscar Aguad, se mostró ayer en contra de que su partido ponga límites para un acuerdo opositor, y advirtió que «no es tiempo de ideologías».

De esta forma, Aguad tomó distancia de los dirigentes de la UCR que rechazaron incluir, por ejemplo, al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en una coalición opositora.

«No es tiempo de ideologías. No se solucionan las cosas con títulos ni discursos», afirmó el diputado, quien el domingo se impuso en la interna radical y será el candidato a gobernador de Córdoba por la UCR.

«No comparto esto de discutir ideológicamente los lineamientos.

No es tiempo de ideologías», opinó el dirigente radical en referencia a las gestiones para definir una alianza con el socialismo y con sectores del PJ disidente para enfrentar al kirchnerismo en los próximos comicios generales del 23 de octubre.

La respuesta del frente de socios progresistas llegó por escrito y estuvo ayer a cargo de Margarita Stolbizer. La diputada renovó su llamado a conformar un «frente amplio progresista» y envió cartas invitando a sumarse a ese proyecto a la UCR, al socialismo, a Proyecto Sur, a la Coalición Cívica, a la democracia progresita y a Graciela Ocaña y a Luis Juez.

La declaración, aprobada por la Mesa Nacional del GEN, propone «la construcción de un frente progresista que se constituya como una verdadera alternativa para profundizar y mejorar la calidad de la democracia, del debate, de la competencia y dispuesto a un fuerte cambio ético y cultural».

La propuesta fue remitida por a Stolbizer a los radicales Alfonsín y Rozas; al jefe político de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas; a los socialistas Rubén Giustiniani y Hermes Binner; a la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; y a Víctor De Gennaro, Ricardo Vallarino y dirigentes de Libres del Sur.

El documento remarca la necesidad de «deponer cualquier interés por legítimo que parezca, si está basado en proyectos personales o sectoriales, para conformar una mesa frentista, que tenga capacidad de frenar los abusos del poder y demostrar su propia capacidad de gobernar la Argentina». Además, enuncia 10 lineamientos programáticos vinculados con políticas de Estado, como equidad fiscal, federalismo, distribución de la riqueza, integración regional, desarrollo económico, salud, políticas sociales, justicia y control del Estado, entre otras cuestiones.

Dejá tu comentario