Sorpresa y 1/2

Edición Impresa

No debe haber un día más adrenalínico y de mayor tensión para un seleccionador que cuando llega el momento de armar una lista mundialista. Diego Maradona vivió ayer esa jornada, clave en su gestión, la de entregar la nómina de preseleccionados para el Mundial de Sudáfrica. Un martes 11 de mayo que ya forma parte de los casilleros marcados en rojo y que mucho se hablará con los resultados ya sabidos en julio, cuando la Copa del Mundo haya tenido su pitazo final.

Claramente se puede desmenuzar en tres grupos: los que ya tenían un lugar asegurado, los que terminan transformándose en apariciones sorpresivas y también existe un conjunto de apellidos que por méritos propios, por actualidad y hasta por trayectoria en el equipo nacional tienen la chapa de ausentes.

En las especulaciones previas en la cabeza de Diego y de los opinólogos existían coincidencias en el llamado a jugadores como Sergio Romero y Mariano Andújar para ser los dos primeros arqueros del plantel. Entre los defensores había un puñado con el pasaje ya confirmado como Nicolás Burdisso, Martín Demichelis, Heinze, «Nico» Otamendi y Samuel. Otros cinco nombres en el grupo de los mediocampistas que nadie podría cuestionar, Ángel Di María, Jonás Gutiérrez, Javier Mascherano, Javier Pastore y obviamente Juan Sebastián Verón; entre los delanteros, los seis elegidos para hacer los goles en Sudáfrica ya se sabía que iban a ser Agüero, Gonzalo Higuaín, Messi, Diego Milito, Palermo y Carlos Tevez. Hasta aquí dieciocho, que de no mediar imponderables, estarán en la lista final de 23 elegidos.

Si bien se manejaban como posibilidades concretas Mario Bolatti, autor del gol clasificatorio en el estadio Centenario de Montevideo, y Ezequiel Lavezzi, no tienen un lugar firme en la nómina final; lo mismo ocurre con dos convocados del fútbol local, como José Sosa y Clemente Rodríguez, ambos de Estudiantes y con buen nivel en el partido ante Costa Rica en enero pasado. Clemente es el único lateral por naturaleza que tiene la lista de 30 e incluso llegó a tener minutos con el grupo de elite en el amistoso con Alemania en Munich. El caso de Juan Mercier es para considerar de manera especial. El volante de Argentinos Juniors ha tenido minutos de juego en tres partidos y ha sido tenido en cuenta por Diego por encima de nombres de categoría probada como Gago, Cambiasso o Lucho González, lo cual lo posiciona como alternativa cercana para estar en el Mundial. La reglamentación indica que en la nómina inicial que se entregó ayer deben estar presentes los tres arqueros que formarán parte del plantel, así que también se confirma que Diego Pozo, el 1 de Colón de Santa Fe, será quien acompañe a Romero y Andújar a Sudáfrica.

El resto de la preselección tiene nombres que en diferente tenor son catalogados como sorpresas. Vuelve a ser convocado después de más de ocho meses Fabricio Coloccini, que acaba de lograr el ascenso con Newcastle a la Premier League y que desde la series con Brasil y Paraguay por Eliminatorias no había dado presente en llamados de Diego; también aparecen dos postergados como Jesús Dátolo y Maxi Rodríguez, ambos citados para el partido con Catalunya en diciembre de 2009. Las tres máximas sorpresas son los llamados para Juan Insaurralde (jugó dos partidos en el ciclo), Sebastián Blanco, de Lanús (también tuvo un par de participaciones, incluido el último amistoso ante Haití, donde marcó un gol), y Ariel Garcé, que sin dudas es la máxima novedad de las preselección, no sólo por haber tenido una sola convocatoria, para el compromiso con los haitianos, sino porque no tuvo un rendimiento superlativo en Colón de Santa Fe.

La discusión no cae entre los elegidos sino entre los descartados; nadie podría creer que entre los mejores 30 futbolistas argentinos desparramados por el planeta no sean considerados futbolistas como Javier Zanetti, Esteban Cambiasso o Fernando Gago; cuesta comprenderlo. Lisandro López ha marcado 17 goles en la temporada con su equipo Lyon y acaba de ser elegido como el mejor futbolista de la Liga de Francia. En el caso de Gago, de poca continuidad en los últimos meses en Real Madrid pero de indudable capacidad para jugar en el mediocampo como doble cinco. Los dos hombres de Inter son lo más difíciles de digerir. Zanetti es el hombre con mayor cantidad de presencias en la historia de nuestra Selección (135 encuentros) y es el capitán del mejor equipo de Italia a punto de jugar la final de la Champions League. El caso de Cambiasso es más o menos similar, pero con un punto aún más discutible: en los 19 partidos que totaliza el ciclo Maradona sólo fue convocado una vez, para jugar un cuarto de hora ante España. Inexplicable. La potestad de un seleccionador es total para elegir a quienes él crea los nombres más convenientes para jugar un Mundial. Ojalá no se lamenten ausencias, ojalá se reconozcan presencias. Dependerá del resultado final.

Dejá tu comentario