3 de noviembre 2021 - 00:00

Suba y siguen las dudas

merval_opt.jpeg

Desde 1939 la Argentina transitó al menos 15 grandes procesos de control de precios (vigilados, concertados, pautados, máximos, congelados, controlados y eufemismos varios), asociados o no a un plan antiinflacionario, de distinto alcance, duración y postergaciones, lo que ha significado que el país vivió el 75% de los últimos 82 años bajo alguna forma de control. Así que no son nada nuevo y nada con lo cual los argentinos no estemos acostumbrados a mal vivir. Los 12 planes desde 1960 (con data mensual) parecen haber estado asociados a una caída promedio de la inflación (la excepción, 1982) en torno al 33% respecto a la de los seis meses previos, con una duración efectiva -hasta el mes en que el IPC supera al promedio de los seis meses previos- de 2 a 24 meses (el proceso de 1939 podría haber llegado a los 5 años) y una media de 5 meses. Respecto al éxito, finiquitado el lapso de control efectivo de los precios -en que promedió 2,1%-, encontramos que la inflación mensual durante los seis meses posteriores trepa a una media de 3,9% frente al 3,4% de los seis meses previos, incrementándose en el 60% de los casos. Así, sin entrar en pormenores ni consecuencias, los controles de precios parecieran estar asociados a una disminución del aumento de los precios, pero por plazos cortos y en un orden de magnitud no totalmente satisfactorio, sin alcanzar a frenar la tendencia alcista (la inflación pasó de una media anualizada de 50% a 28%, trepando luego a 58%). Esto sugiere que, en la medida que no se extienda, el actual congelamiento hasta el 7 de enero bien podría conllevar una reducción transitoria en la suba de precios, sin grandes distorsiones para la economía, aunque no alcanzaría para evitar un recrudecimiento inflacionario posterior. La duda que nos cabe es si fue implementado a tiempo como para generar un cambio en las percepciones de los votantes. Mañana: el control de precios y la Bolsa. Ayer, segunda suba consecutiva del S&P Merval, 2,07% (1,56% en dólares libres) a 89.273,04 puntos, el segundo máximo histórico, mientras los ADR cedían en promedio 0,03% en Nueva York y los Cedear, operaban $4.241 millones -95% arriba del diario 2021, el tercer mayor volumen nominal y quinto en moneda dura- frente a $1.605 millones en acciones (46% arriba del diario), partidos en 37 alzas, 7 sin cambio y 21 en baja. El riesgo-país 2,9% arriba a 1.733 pb, nuevo máximo poscanje. ¿Los patitos? Sin alinearse.

Dejá tu comentario