31 de agosto 2018 - 23:21

“Superdólar” paralizó el mercado automotor

• VARIAS TERMINALES SUSPENDIERON LAS OPERACIONES POR FALTA DE PRECIOS
Un día negro se vivió ayer en las concesionarias. Se realizaron ventas a cuentagotas ante la desaparición del público.

“Superdólar” paralizó el mercado automotor
Sin precios, sin clientes, sin ventas. En un estado de parálisis casi total, en el sector automotor se siguió ayer minuto a minuto cómo el dólar se acercaba, llegaba y pasaba los $40. Cada centavo, cada peso que la cotización trepaba, ahuyentaba más de las concesionarias a cualquier posible comprador. Fue un día negro.

Ante la incertidumbre cambiara, varias terminales decidieron suspender las operaciones. Entre las más grandes, Volkswagen fue la primera. El miércoles, cuando el tipo de cambio había llegado a $35, dio la orden. Ayer se sumó Ford. También varios importadores pusieron el freno a la facturación. Distinta situación se vivió en las concesionarias que, en general, siguieron vendiendo. El problema es que no había compradores. A diferencia de lo que sucede tradicionalmente cuando el dólar sube -en donde muchos aprovechan para comprar antes de que se ajusten los precios- en esta oportunidad hubo desolación en los locales. "Nadie se quiere desprender de los dólares que tiene ahorrados", señaló el director de una concesionaria líder. En otras, se hicieron operaciones pero a cuentagotas. Nada representativo. Además de la psicosis que produce la "estampida verde", la falta de un precio concreto hacía imposible cerrar una operación. Aún con la tentación de ser precios muy atractivos, incluso con fuerte bonificaciones, el público se mantiene expectante. Esto no sólo se produce en el segmento de los 0km sino también en el de los usados. El salto que dieron los vehículos nuevos dejaron muy lejos a los de segunda mano por lo que el mercado también está paralizado.

Algunas terminales adelantaron a la red esta semana un ajuste en los valores de los 0km, tal como adelantó este diario el lunes. Lo normal es que se haga los comienzos de cada mes pero ante la aceleración de la devaluación obligó a anticiparlos. Ford, por ejemplo, había informado el miércoles un alza del 7%, después lo corrigió al 10% y ayer a la tarde decidió parar las ventas. Volkswagen había hecho un ajuste del 3,5% a comienzo de semana, un par de días atrás había sumado otro 3%, pero finalmente también dejó de operar. Otras marcas, como Chevrolet y Toyota, adelantaron que el aumento de septiembre será de aproximadamente el 4,5%. Aunque, en realidad, la verdad se sabrá cuando la situación cambiaria se normalice. Es cierto que con el comienzo del mes tendría que haber nuevos precios pero hay que recordar que, tras la fuerte devaluación que aplicó el exministro Axel Kicillof, en enero de 2014, el mercado estuvo varios días sin precios.

La encrucijada en la que se encuentran las empresas es saber cuánto de la devaluación se puede trasladar a los valores de los 0km en medio de una demanda muy floja. Los patentamientos de agosto cerrarán en unas 62.000 unidades, cerca de un 30% menos que en igual mes de 2017. Lo preocupante es que el arrastre para septiembre será muy fuerte. Pero, incluso, algunos operadores señalan que en octubre se va a sentir a pleno la caída del mercado ya que el caos económico de los últimos días tendrá su efecto para aquella fecha.

Obviamente, medidos en dólar, los precios de los autos se derrumbaron. Por primera vez desde 2002, son varios los modelos que se podían conseguir ayer por menos de u$s10.000. El modelo más barato del mercado -el VW Gol Trend- se podía conseguir ayer a u$s7.400. Lo curioso es que el día anterior, como publicó Ámbito Financiero, su precio era de u$s8.400. En sólo un día se abarató u$s1.000. Con estos precios, los 0km en la Argentina ya se ubican en niveles como los de Chile -el mercado más competitivo de la región- o de Europa. Claro que los salarios también se derrumbaron.

Dejá tu comentario