31 de diciembre 2015 - 00:00

Temen que nuevas lluvias desborden el río Salado

El gobernador Gustavo Bordet recorrió ayer las zonas de Concordia afectadas por la crecida del río Uruguay y tomó contacto con los pobladores evacuados.
El gobernador Gustavo Bordet recorrió ayer las zonas de Concordia afectadas por la crecida del río Uruguay y tomó contacto con los pobladores evacuados.
 Las autoridades de la provincia de Buenos Aires se mantenían en alerta ante la posibilidad de que las lluvias que azotan por estas horas las zonas afectadas por las inundaciones en el Litoral provoquen un desborde del río Salado, anegando varios puntos bonaerenses.

En simultáneo, en Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Chaco y Formosa los pobladores se desvelaban ante la continuidad de las lluvias, que podían desestabilizar el nivel descendente que mostraban ayer los ríos Uruguay y Paraná.

En tanto, durante la audiencia general en la Plaza San Pedro del Vaticano, el papa Francisco solicitó ayer rezar por los afectados por los desastres naturales en América del Sur, lo que incluye a los inundados argentinos, los de Estados Unidos y los de Inglaterra, afectados estos días.

"Que el Señor reconforte a aquellos pueblos y la solidaridad fraterna socorra sus necesidades", dijo el Sumo Pontífice al referirse también a las víctimas de las inundaciones que en la Argentina causaron estragos.

El desborde los ríos Paraguay, Uruguay y Paraná obligó a miles de personas a abandonar sus hogares y en Goya, Corrientes, la Iglesia recurrió a una peregrinación desde la Catedral a la Costanera para celebrar una misa y pedir a Dios que cese la subida de las aguas.

Además de Argentina, están complicados por las inundaciones provocadas por las lluvias y la crecida de los ríos Paraguay, Uruguay, Brasil y la Argentina.

En Concordia, una de las ciudades más afectadas por las inundaciones, el gobernador Gustavo Bordet recorrió ayer los centros de evacuados y las zonas bajo agua.

En esa ciudad, ubicada a la vera de la represa de Salto Grande, el río Uruguay creció 2 centímetros en las últimas horas y se situó en 15,88 metros luego de haber registrado desde el lunes fluctuaciones, en las que -incluso- llegó a bajar 6 centímetros.

Concordia mantiene alrededor de 11.000 evacuados y desde hace varios días el Ministerio de Salud de la provincia realiza el permanente monitoreo de las zonas inundadas por los ríos Paraná y Uruguay, en las que fijó como estrategia primaria reforzar las acciones con medicamentos, recursos humanos y vacunas.

Dejá tu comentario