Terminó la rebelión policial en Santa Cruz

Edición Impresa

Santa Cruz - Tras nueve días de autoacuartelamiento, los efectivos policiales del norte santacruceño sellaron un acuerdo salarial con el Gobierno del justicialista Daniel Peralta y levantaron ayer la medida de fuerza.

No obstante, se mantienen otros focos de conflicto en la provincia natal de Néstor Kirchner. La postal incluye, por caso, a empleados de la salud de paro -en medio del desembarco ayer del ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, en Río Gallegos- y piquetes de desocupados y de trabajadores de la pesca en la zona de Caleta Olivia.

En lo que respecta a los policías, el entendimiento -que contempla la incorporación en 60 días de una suba del piso del ítem de riesgo en sus salarios- fue sellado el martes a la noche en la localidad de Perito Moreno por el ministro de Gobierno, Carlos Barreto, y enviados de las seccionales de Caleta Olivia, Las Heras, Pico Truncado, Los Antiguos, Perito Moreno, Cañadón Seco y Ramón Santos.

Planteo

La medida de fuerza había arrancado el 5 de abril, en reclamo de un ingreso mínimo de 4.500 pesos para el policía con un año de antigüedad.

En un primer momento incluyó también una breve protesta de uniformados de Río Gallegos, quienes finalmente accedieron a aceptar el Decreto 520 de Peralta con la recomposición, que contempla un ingreso mensual de 4.329 pesos para un agente con un año de antigüedad y asignaciones familiares.

Desde el entorno de Peralta entienden que la protesta fue fogoneada por dirigentes de la oposición y de ATE, con un objetivo «desestabilizador».

En paralelo, llevan adelante medidas de fuerza trabajadores de la Salud de la provincia, también con consignas salariales. Ayer, en el marco de su visita a la provincia, Manzur no esquivó el conflicto. «Instamos a lo largo y a lo ancho del país a priorizar el diálogo y poner por arriba de todas las situaciones validas y lógicas el bien común», remarcó.

Por su parte, genera fuertes complicaciones un piquete que llevan adelante desocupados en los accesos a los yacimientos de la operadora Oxy, en Cañadón Seco (norte de Santa Cruz), en reclamo de puestos laborales.

Según trascendió, producto de la medida de fuerza, la empresa habría dejado de producir ya cerca de 10 mil metros cúbicos de petróleo y un millón de metros cúbicos de gas. En tanto, trabajadores de la pesca cortaron ayer la Ruta Nacional 3 y el acceso al puerto de Caleta Paula, en reclamo del pago de un subsidio.

Dejá tu comentario