Ternium: con problemas donde no los esperaba

Edición Impresa

Objeto social: "Siderometalúrgica".

Al comentar el trimestre se mostraba cauta a pesar de los buenos resultados advirtiendo sobre una eventual disminución en su operativo del segundo trimestre por el incremento en el costo por tonelada de sus insumos, que esperaba compensar con los despachos. Por nuestra parte advertíamos que el consumo de sus inventarios, en particular en los importados, la mostraba algo vulnerable al incremento del tipo de cambio. Tres meses más tarde habla que el ritmo de la actividad económica se vio afectado por el efecto de la sequía, la volatilidad de los mercados financieros y la suba de la tasa de interés. Por alguna razón ni habla del tema cambiario.



A futuro vislumbra una recuperación a mediano plazo de la actividad económica, si bien espera para el corriente trimestre un retroceso en los despachos de acero básicamente por la situación financiera (tampoco hace referencia al dólar). Comparado contra un año atrás, despachó ahora 8,8% más toneladas de acero (1,14 millón) donde el grueso (54.200 toneladas o 14% más) vino por los "revestidos y otros. En lo contable la vemos con ingresos ordinarios de $26.162 millones, esto es 56% más que a junio de 2017, los que merced al 41% de incremento en los costos la dejan con un bruto de $8.177 millones, 102% más que antes. Si bien los gastos crecen 44% y ahora pierde en los "otros", queda con un operativo de $5.488 millones, 149% más que en 2017. En lo financiero "puro" resigna apenas 1% más que antes, pero el salto de la carga de "otros" la dejan con $556 millones (-65%) que trepan a $3.543 millones (-1%) merced al aporte de las asociadas. Así tras la mordida del fisco queda con un neto de $2.990.162.000, esto es 4% menos que lo anotado doce meses antes (apelando a integrales llega a $15.771 millones, un incremento anual de 285%).





Dejá tu comentario