1 de agosto 2017 - 00:00

Trump sancionó a Maduro y pone la mira en el sector petrolero

“Confirmó que es un dictador”, dijo Steven Mnuchin. La decisión sobre un eventual veto a las ventas de combustibles quedó pospuesta.

Anuncio. Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU. (izquierda), y H. R. McMaster, asesor de Seguridad Nacional (derecha), fueron los encargados de detallar las sanciones contra Nicolás Maduro.
Anuncio. Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU. (izquierda), y H. R. McMaster, asesor de Seguridad Nacional (derecha), fueron los encargados de detallar las sanciones contra Nicolás Maduro.
Washington - El Gobierno de Donald Trump impuso ayer sanciones personales a Nicolás Maduro, un día después de la elección de la Asamblea Constituyente, que EE.UU. considera una ruptura del orden democrático.

Maduro fue incluido por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro en la lista principal de personas sancionadas por EE.UU.. Eso significa que todos los activos que pueda tener en el país quedarán congelados y que se prohibirá a todo estadounidense hacer negocios con él.

Además, la administración de Trump confirmó que todo miembro de la Asamblea Constituyente es susceptible de ser sancionado.

"Las elecciones ilegítimas (del domingo) confirman que Maduro es un dictador que menosprecia los deseos del pueblo venezolano", manifestó el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

Trump y su administración habían advertido al presidente venezolano que tomarían acciones fuertes e inmediatas si no desistía del proceso constituyente. En ese marco, se especuló mucho con un posible embargo petrolero a Venezuela o con un veto a las ventas de combustibles a ese país, lo que por el momento no se concretó.

Al respecto, Mnuchin señaló que "lo estamos analizando, todas las opciones están sobre la mesa".

"Estas sanciones llegan un día después de que el Gobierno de Maduro celebrara elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente que aspira ilegítimamente a usurpar el papel constitucional de la Asamblea Nacional democráticamente elegida, reescribir la Constitución e imponer un régimen autoritario al pueblo de Venezuela", indicó el Departamento del Tesoro. "Como tal, representa una ruptura del orden constitucional y democrático", añadió.

El paso dado ayer por la administración Trump se enmarca en la orden ejecutiva 13692, que autoriza las sanciones contra exfuncionarios o funcionarios en ejercicio que erosionen la democracia.

En este contexto, el petróleo subió ayer 0,92% hasta 50,18 dólares por barril en Nueva York, un valor que no alcanzaba desde mayo. La situación en Venezuela tuvo impacto y analistas explicaron que no solo inquieta la reducción de su oferta sino además la posibilidad de que el país sufra sanciones de EE.UU. en ese sector.

Las ventas de EE.UU. a PDVSA son principalmente nafta pesada y crudo ligero que esa compañía usa para diluir y hacer exportable el petróleo extrapesado de la Faja del Orinoco.

Venezuela importó este año un promedio de 87.000 barriles por día (bpd) de productos refinados estadounidenses y cerca de 19.000 bpd de crudo ligero.

Si las sanciones llegan a restringir el flujo de combustibles y componentes terminados, Venezuela podría enfrentar problemas profundos de suministro.

Agencias DPA y Reuters

Dejá tu comentario