Tucumán: oposición pide a Justicia anular la elección

Edición Impresa

Tucumán - La fórmula opositora de Acuerdo para el Bicentenario (ApB) anunció que presentará mañana un pedido formal para que se declare la "nulidad absoluta de los comicios" provinciales del 23 de agosto último, en los que el Frente para la Victoria (FpV) se impuso con la candidatura a gobernador del actual vice, Juan Manzur, quien sucederá a José Alperovich el 29 de octubre próximo.

La dupla conformada entre Manzur y Osvaldo Jaldo venció, según el escrutinio provisorio -que tuvo varias irregularidades, y que finalizó pasado el 80 por ciento de mesas escrutadas-, por 14 puntos al frente opositor ApB integrado por el diputado nacional por el radicalismo José Cano, y el intendente capitalino Domingo Amaya, del peronismo disidente.

Amaya señaló ayer que hoy se presentará -aunque fuentes del ApB ratificaron anoche a Ámbito Nacional que, en realidad, será mañana- "el pedido de nulidad absoluta" de las elecciones, y recordó que ya existe "una denuncia penal al Correo por fraude informático". Además, destacó que "la Junta Electoral es parte del fraude y no vamos a aceptar de ninguna manera lo que diga, y menos con los testimonios que estamos recogiendo".

El intendente capitalino se refirió, en concreto, a las irregularidades durante los comicios provinciales, que incluyeron 42 urnas quemadas, actas de mesas con diferentes números al momento de ser corroboradas, y urnas sin contabilizar.

De hecho, esas mesas cuyos votos no fueron tenidos en cuenta en el escrutinio provisorio se convirtieron en las primeras en ser sumadas durante el recuento definitivo, que comenzó el martes último y continuará hoy.

Hasta el último conteo Cano se imponía, con el 9,75 por ciento de mesas escrutadas, con el 47,5 por ciento de adhesiones, mientras Manzur obtenía un 42 por ciento de votos, más un total de cuatro urnas anuladas.

La brecha entre el ApB y el FpV comenzó el martes pasado siendo más amplia debido a que las mesas que no habían sido contabilizadas eran, en su gran mayoría, de la capital, sector donde Cano-Amaya vencieron con claridad. A medida que se inició la suma de los votos del interior, la disputa se fue equilibrando.

Según Amaya, "hay urnas que llegaron abiertas en transporte escolar y tenían que estar custodiadas por gendarmes", y que el supuesto fraude electoral "no es una cosa puntual, es una sucesión de pasos desde la conformación de la Junta, la distribución de urnas y la adulteración de padrones".

Por último, el intendente capitalino dijo tener "fe y confianza en que se vuelvan a hacer las elecciones" ya que "si la Justicia no actúa como corresponde", el futuro Gobierno tucumano "no será legítimo".

Los apoderados del Acuerdo para el Bicentenario, Daniel Ponce (en representación de Cano) y Álvaro Contreras (hombre de Amaya) solicitaron "a la Junta Electoral Provincial (JEP) la entrega de los protocolos referidos al traslado de urnas y a la cadena de custodia a cargo de Gendarmería Nacional", junto a "las filmaciones de las cámaras de seguridad de los playones de la sede de la JEP".

No obstante, la oposición planteó un escenario de fraude como en Santa Fe, Salta y en las PASO de Buenos Aires, un patrón similar ante derrotas frente al kirchnerismo; denuncias que nunca llegaron efectivamente al terreno judicial. En Tucumán es donde más recaló esa sensación, con marchas a la Casa de Gobierno provincial, que anoche cumplían su séptimo día consecutivo.

Se espera que durante esta semana haya definiciones sobre el pedido de nulidad de los comicios por parte de la oposición, en paralelo al escrutinio definitivo que terminaría, en principio, dentro de 15 días.

En ese sentido, el fiscal federal general de Tucumán, Gustavo Gómez, avaló la posibilidad planteada por la oposición debido a una "serie de irregularidades muy notorias".

Quien salió a descartar esa idea, al menos por ahora, fue el secretario electoral provincial Darío Almaraz, quien dejó claro que la normativa exige para ello que se descarten por anomalías la mitad de las mesas de una jurisdicción.

Dejá tu comentario