17 de junio 2013 - 16:25

Turismo: la brecha bajó al 21%; viajes, más caros

• CAYÓ EL PARALELO, SUBIÓ EL OFICIAL Y LAS AGENCIAS AUMENTAN LOS RECARGOS

Mercedes Marcó del Pont
Mercedes Marcó del Pont
La AFIP se apuró el viernes en desmentir rumores que circulaban sobre un incremento del recargo para contratar pasajes o paquetes al exterior. En realidad, el propio movimiento del mercado cambiario en las últimas semanas se encargó de encarecer los viajes, tanto en pesos como en dólares. De esta forma, y junto con otras restricciones que aparecieron para la contratación de tickets aéreos, el Gobierno espera que disminuya el giro de dólares al exterior por el rubro turismo, que sólo en el primer trimestre del año arrojó un déficit récord de u$s 2.300 millones.

El "blue" cayó en poco más de un mes desde los $ 10 hasta $ 8 al cierre del viernes. Y el oficial tuvo un salto significativo. Arrancó en mayo en $ 5,19, pero el viernes (mediados de junio) ya había tocado los $ 5,34. Ésta es la base para calcular el "dólar turismo". Claro que el tipo de cambio que aplican las agencias de turismo para la contratación de servicios terrestres en el exterior (hoteles, autos, excursiones) es de 10 centavos adicionales, es decir, $ 5,44.

Sobre este precio se aplica el 20% del recargo de la AFIP, lo que arroja un nivel de $ 6,53 y a ese nivel se adiciona otro 1,2% en concepto de "gastos bancarios" para girar el dinero al exterior que cobran los bancos a las agencias, por lo que el tipo de cambio que efectivamente se aplica sobre una tarifa en dólares es exactamente de $ 6,60. Si se compara con el paralelo a $ 8, surge que la brecha cambiaria para turismo se achicó al nivel más bajo de los últimos tiempos, que apenas supera el 21%.

Así, un paquete turístico familiar que cuesta 10.000 dólares habrá que pagarlo a 66.000 pesos. Si se cambiaran divisas en el mercado paralelo para conseguir ese dinero, sería necesario cambiar 8.250 dólares. Representa un descuento en "moneda dura" del 17,5%. Por supuesto que existe aún un beneficio, pero resulta mucho menor que el que se podía conseguir hace apenas un mes, cuando el "blue" se había escapado hasta llegar a una brecha del 100% en relación con el tipo de cambio oficial.

Tanto la compra de pasajes como de paquetes turísticos tuvo dos incrementos simultáneos: en pesos porque subió el tipo de cambio oficial para calcular el costo en moneda local. Y en dólares por la baja del paralelo y la reducción de la brecha con el tipo de cambio que estipula el Gobierno. Incluso, el Banco Central decidió acelerar la devaluación del peso a partir de mayo, cuando llegó a cerca del 1,9% y mantuvo la misma tendencia en la primera quincena de junio.

Por otra parte, se espera que a partir de hoy se vaya normalizando el giro de divisas para turismo, lo cual estuvo suspendido jueves y viernes últimos. La explicación de bancos y casas de cambio es que la decisión de frenar las operaciones se relacionó con la exigencia de más detalles por parte del Gobierno respecto de la identidad de los pasajeros, tanto para viajes familiares como corporativos. La exigencia de información rige tanto para contrataciones por agencias como por paquetes pagados con tarjeta de crédito.

En las últimas semanas, se produjo una serie de novedades que buscan disminuir la fuga de dólares por turismo. Éstas son algunas de las más relevantes:

  • La entidad que preside Mercedes Marcó del Pont limitó la extracción de dólares por cajeros automáticos en el exterior. Ahora, el límite mensual para países limítrofes quedó en u$s 50 y en u$s 800 para cajeros del resto del mundo. El retiro de divisas a través del uso de la tarjeta de crédito se había vuelto muy significativo en el arranque de 2013, lo que impactaba en la salida de dólares. 

  • La AFIP impuso un cargo del 20% tanto para tarjetas (era del 15%) como para la contratación de pasajes y tickets aéreos. Más allá de la recaudación vinculada con esta medida, lo que se buscó es desalentar al público a viajar ante el evidente encarecimiento de viajar fuera de la Argentina.


  • Al mismo tiempo, surgieron nuevas restricciones para la compra de pasajes. El Central comenzó a demorar significativamente las aprobaciones para los viajes de no residentes, por lo que en la práctica los extranjeros ya no pueden comprar pasajes ni paquetes turísticos. Y las líneas aéreas restringieron la venta de pasajes a argentinos si el punto de origen del vuelo es distinto de la Argentina. De esta forma, buscan disminuir abusos evidentes que se estaban produciendo con el uso de tarjeta de crédito por parte de argentinos, que contrataban pasajes para terceros ante un tipo de cambio muy conveniente.
  • Dejá tu comentario