Un massista le controlará las cuentas a Vidal

Edición Impresa

María Eugenia Vidal enviará en los próximos días el pliego al Senado bonaerense para la designación del reemplazante en la Contaduría General de la provincia de María Fernanda Inza, a quien decidió desplazar esta semana por el escándalo de los presuntos aportes falsos para la campaña legislativa 2017.

Hasta tanto, el cargo quedó en manos de Carlos Vittor, un referente de la oposición referenciado en el sector del massismo. Vittor, de perfil netamente técnico, fue gerente de Finanzas, de Control Contra el Fraude y de Recursos Humanos en la Anses durante la gestión de Sergio Massa. Y luego secretario de Economía, Hacienda y Administración de la intendencia de Tigre.

En el organismo previsional implementó el sistema de jubilación a través de internet y el sistema de control de gestión en cada una de las 222 unidades de atención en todo el país. Después fue secretario de Servicios públicos y Secretario de Hacienda en la municipalidad tigrense cuando Massa estaba a cargo del Ejecutivo.

Pero la presencia de Vittor en esa área clave de la gobernación bonaerense no termina de convencer a Vidal.

"La gobernadora tomó la decisión de designar a Inza ante la salida de Gabriel Messineo, porque nunca fue una opción que ese lugar lo ocupara Vittor", reconoció un colaborador de la mandataria.

Inza había llegado a la Secretaría Legal y Técnica en diciembre de 2016, en reemplazo de Julio Conte Grand, quien asumió como procurador general de la Suprema Corte.

El rol temporal de Vittor en esa área clave rompe con el esquema tradicional de ceder ese cargo a la oposición. En rigor, Daniel Scioli le arrebató el lugar primero a la UCR y luego al Frente Renovador.

La Contaduría General de la Provincia es un órgano previsto por la Constitución y cumple el rol de asesoramiento, control interno, registro e información de la gestión económica financiera.

Este miércoles Vidal le pidió la renuncia a Inza en busca de dar una señal política ante el tsunami desatado a raíz de la denuncia de La Alameda sobre supuestos aportes falsos a la campaña de Cambiemos. Inza era, además, contadora del PRO.

La investigación por el presunto financiamiento irregular de la campaña electoral tiene tres aristas: una en La Plata, a cargo del juez Ernesto Kreplak, y otras dos en Comodoro Py, en manos del fiscal electoral Jorge Di Lello y el juez Sebastián Casanello.

Ayer, en medio del escándalo, el Gobierno nacional confirmó que enviará al Congreso un proyecto de ley para regular el financiamiento de los partidos .

Dejá tu comentario