Un Scioli se acerca a la boleta UCR-Unión Celeste

Edición Impresa

La necesidad voraz de Ricardo Alfonsín por sumar votos PJ en la provincia de Buenos Aires llevó al tándem UCR-Unión-PRO a ensayar una contundente boleta electoral que incluye el apellido Scioli. Luego del desembarco del peronismo duhaldo-lavagnista con Javier González Fraga como candidato a vicepresidente, ahora suben las acciones de un peronista que junto a su hermano bordeó el kirchnerismo como José Scioli, quien podría encabezar la lista de diputados bonaerenses.

Tras haber sellado su alianza nacional bajo el nombre de Unión para el Desarrollo Social, operadores del radicalismo y de Unión Celeste y Blanco, del candidato a gobernador bonaerense, avanzan en la negociación respecto de la conformación de listas, de cara a los comicios de octubre. En los últimos días, ambas fuerzas arribaron a un principio de acuerdo en cuanto al esquema que tendrá la distribución de cargos electivos en la provincia de Buenos Aires, distrito clave, de la ahora alianza nacional.

Las candidaturas a intendente se repartirán tomando en cuenta la posición dominante que tenga cada fuerza en los diferentes distritos de la provincia. «Nos pusimos de acuerdo en respetar que en donde ellos sean mayoría van ellos, y donde seamos mayoría el radicalismo, vamos con candidatos nuestros», afirmó el titular del radicalismo bonaerense, Miguel Bazze, quien agregó que la cuestión será analizada «distrito por distrito».

En principio, el esquema de distribución geográfica sería: Unión Celeste y Blanco tendrá predominio en gran parte de los distritos del conurbano, y la UCR pisará fuerte en el interior de la provincia.

Otro de los puntos en los que hubo acuerdo es que las listas de legisladores nacionales, provinciales y de concejales se confeccionarán de manera equitativa. Es decir que la UCR y Unión Celeste y Blanco intercalarán uno a uno los candidatos.

Por otra parte, De Narváez aseguró que el 24 de junio anunciará quién será su compañero de fórmula en la elección a la gobernación bonaerense y no descartó que pueda tratarse de un radical.

El empresario intentó, además, despejar rumores en torno a que habría enojos por parte de sectores del radicalismo bonaerense sobre la integración de las listas. «Fuimos corajudos al superar banderas partidarias y etiquetas históricas, por lo que no habrá problemas en la confección de las listas porque tenemos vocación de ganar la elección», refirió, al tiempo que explicó: «La decisión que tomamos con Alfonsín es que los candidatos de nuestro espacio no serán los tuyos o los míos, sino los mejores».

En los últimos días volvió a surgir el nombre de Graciela Ocaña para formar el binomio junto al peronista disidente, aunque cerca de la exministra de Salud aseguraron que ella estaría más interesada en competir por ocupar un lugar en la Cámara de Diputados. Otro de los nombres que se pronuncian para acompañar a De Narváez es el del intendente de San Isidro, el cobista Gustavo Posse, quien fue uno de los impulsores del acuerdo con el peronista disidente.

De cualquier forma, Bazze sostuvo que la elección del candidato a vice será elección del empresario, aunque aclaró: «Oportunamente será discutida con nosotros».

El titular de la UCR bonaerense sostuvo, además, que aún no está resuelto si encabezará la lista de diputados nacionales por Unión para el Desarrollo Social y aseguró que su postulación «es lo que menos me preocupa».

Ricardo Alfonsín y De Narváez compartirán el sábado próximo su primer acto proselitista, luego de haber presentado oficialmente días atrás el acuerdo electoral en la ciudad de La Plata. El acto está convocado para las 14 en un predio al aire libre ubicado en la intersección de Rincón y Mendoza, frente al cementerio de San Justo, donde, según los organizadores, De Narváez intentará mostrar toda la liturgia peronista.

Dejá tu comentario