Una “médium” algo complicada, y exorcista a la fuerza

Edición Impresa

Aquí hay algo diferente, más allá de que sus raíces estén ligadas a clásicos de terror que todos conocemos como “El exorcista” de William Friedkin. “La médium” es una película tailandesa de terror que parte de la base de un falso documental sobre el shamanismo en Tailandia, con un equipo de documentalistas que luego de investigar el fenómeno de los shamanes decide centrar su foco en la vida de una una de sus representantes, que, según sus creencias, es la reencarnacion de una divinidad benigna que ha venido pasando de persona en persona a través de los siglos.

Al principio del film la shamana, llamada Nim, da algunas pautas sobre lo que puede y no puede hacer, por ejemplo que solo trata a pacientes con males surgidos de espíritus pero a los que tienen enfermedades comunes los manda al hospital para que los curen los médicos, o que curiosamente su hermana mayor no quiso atender el llamado de la divinidad y se lo pasó a ella, quien en un principio tampoco quería. Luego, el documental sigue a la protagonista al funeral de su hermana recién mencionada y, durante la ceremonia, empiezan a suceder cosas extrañas relacionadas con su sobrina Mink. Pronto queda claro que ella está poseída, y Nim debe pasar de ser simple médium a una verdadera exorcista.

Aunque el ambiente y personajes exóticos dan un atractivo especial a esta historia, con imágenes muy distintas de las de una producción occidental, el director se las arregla para jugar con el formato de falso documental que hemos visto repetido tantas veces, desde “The Blair Witch Proyect”, logrando algunas astucias que no habíamos visto en casos menos originales. Aunque “La médium” tiene sus limitaciones y dura un poco más de lo recomendable, es un producto curioso y raro que se puede recomendar tanto a los fans del terror como al público en general.

“La médium” (“The Medium”, Tailandia-Corea del Sur, 2021). Dir.: B. Pisanthanakun. Int.: S. Utomma, S. Tantikikam, Y. Chaisorn.

Dejá tu comentario