Una suba en paralelo

Edición Impresa

Pudo tratarse de una recuperación -en precios y volumen- en paralelo con lo que sucedió en el exterior, al llegar a mitad de semana. También pudo tratarse de un repunte originado en lo que fue la nota del día y, lo más práctico, una mezcla de ambos argumentos. Afuera, ya lo de Chipre se guardó de modo conveniente como protagonista de descensos, reemplazado por decisión de la Fed acerca de dejar todo lo monetario como estaba. El hecho es que el Dow Jones evitó otra jornada adversa, lo cambió por un rebote del 0,4%. Y los europeos sacaron partido al producir también ellos el reverso de lo muy malo anterior. Solamente el Bovespa se quedó fuera del repunte, en esa senda negativa que lo acompañaba en 2013, para terminar perdiendo cerca del 0,7%.

Con tal escenario externo comenzó a actuar el Merval, pero donde el respingo dado por el dólar de color "blue" detonó el mecanismo de incentivar la actividad accionaria como para no quedar tan atrás, de aquello que desagia el valor de los activos y la capitalización.

Partiendo del cierre previo, se tomó altura hasta los 3.485 puntos y eso mismo le sirvió de clausura. Evidencia de una marcha ascendente de contundencia, donde 66 papeles subieron, por sólo 2 decayendo. las líderes desquitaron, con numerosos repuntes que fueron del tres hasta más del cuatro por ciento, con Tenaris e YPF como las más activas -en torno a los $ 9 millones cada una- y un total general que salió de la depresión de negocios, defensiva, para salir en ataque y hacer $ 63 millones de efectivo. Una tercera fecha a gusto de cada uno, entre lo exterior y lo local, donde se varió de modo drástico el devenir de la semana. Así estamos. La Bolsa, ofensiva.

Dejá tu comentario