UNASUR: Scioli cerró el voto de Mujica

Edición Impresa

Montevideo - La percepción de que Néstor Kirchner se asegurará la Secretaría de la UNASUR confirmó ayer el aval del presidente de Uruguay, José Mujica, quien coincidió con el gobernador Daniel Scioli en que la experiencia en el manejo anticipado de la crisis internacional que mostró el ex presidente es motivo sobrado para votar favorablemente por su incorporación en ese organismo.
La definición de Mujica reviste especial importancia en un contexto donde aún parecían sobrevolar ciertas dudas respecto de si el flamante mandatario oriental daría su acompañamiento, vetando incluso la decisión negativa de su antecesor Tabaré Vázquez.
La señal enviada a Olivos llegó directamente desde las costas de Montevideo, desde la III Cumbre Mundial de Regiones sobre Cambio Climático, donde el mandatario del Frente Amplio había llamado a la dirigencia política a promover un «cambio cultural» en la población para evitar la agudización de los daños al medio ambiente.
«Nuestra civilización está basada en el use y tire, porque si no nuestra economía se detiene. El mundo nos dice 'mirá que no va más', pero es como si fuéramos a una suerte de holocausto colectivo», alertó Mujica ante funcionarios y científicos de distintos países del mundo.
Austero en su comportamiento -a tal punto que llegó a la cumbre a bordo de un Chevrolet Corsa-, el presidente uruguayo dijo además que «los políticos del futuro tendrán que salir del seguidismo demagógico hacia la gente, porque la gran batalla está en el campo de la cultura».
Otra vez erigido en vocero de la jornada, Scioli aclaró que aunque durante el encuentro con el presidente «no se trató puntualmente ese tema», la impresión que se llevaba era que «se percibe un importante apoyo» a la presidencia de Kirchner en la UNASUR.
«Lo percibí también tanto en Washington, en la cumbre nuclear, como en la cena que organizó Hillary Clinton; es un hombre que ha tenido decisiones estratégicas en la República Argentina, en forma anticipada a lo que luego se vio sobre las consecuencias de una crisis internacional: que cuando no se toman las medidas a tiempo, las consecuencias para el empleo y la economía son muy serias, y él fue pionero en cancelar con el Fondo, en la responsabilidad fiscal, en no caer en la apertura ingenua», insistió el gobernador.
Tras su fugaz paso por Montevideo, Scioli volvió rápidamente a La Plata para participar de la sesión en el Senado bonaerense que, por primera vez, presidió Federico Scarabino en su carácter de vicegobernador suplente debido al accidente cerebrovascular que padeció Alberto Balestrini y que lo dejó temporalmente fuera de la gestión.

* Enviada Especial al Uruguay

Dejá tu comentario