Unión parcial Yahoo-MS sólo para pelear a Google

Edición Impresa

San Francisco - Microsoft y Yahoo anunciaron ayer un acuerdo de 10 años sobre tecnologías de búsquedas en internet para poder competir con Google, líder de ese mercado. Sin embargo, decidieron no fusionar sus negocios de publicidad en pantalla.

El convenio, del que se venía hablando desde hace meses, tiene como consecuencia principal la combinación de Bing, el nuevo buscador de Microsoft, con los anunciantes que serían atraídos por la combinación de la marca Yahoo y el poder tecnológico del gigante fundado por Bill Gates.

El acuerdo llega pocas semanas después del lanzamiento de Bing, que el mercado ya considera como un serio competidor para el sistema de búsqueda de Google. De todos modos, el mercado no recibió bien el convenio, justamente por lo limitado de su alcance y porque Microsoft no hará aporte alguno de capital en el buscador: las acciones de Yahoo caían ayer un 11%.

Con este acuerdo, Microsoft adquirirá una licencia exclusiva para las principales tecnologías de búsquedas de Yahoo por 10 años y las combinará con sus propias tecnologías de búsqueda. A cambio, compensará a Yahoo compartiendo ingresos y pagándole los costos de adquisición de tráfico (TAC por su sigla en inglés) en una tasa inicial del 88% de los ingresos por búsquedas generados en páginas de Yahoo durante los primeros cinco años. Cada empresa mantendrá su propio negocio de publicidad en pantalla y fuerza de ventas.

En un comunicado conjunto, las empresas afirmaron que esperan que el acuerdo sea «muy revisado» por los organismos que regulan la competencia, pero se manifestaron «esperanzadas» en que la operación se cierre a principios de 2010.

La respuesta de Google fue la esperable para quien -al menos por ahora- cree tener la mano ganadora en esta partida: sus voceros apenas dijeron que el convenio les causaba «interés».

Culminación

El pacto culmina un largo, y a veces contencioso, proceso entre ambas compañías, que mantuvieron negociaciones intermitentes para asociarse desde que Yahoo rechazó una oferta de compra por Microsoft de u$s 47.500 millones realizada el año pasado.

Según el acuerdo anunciado ayer, el buscador Bing de Microsoft será el que maneje exclusivamente las tecnologías de búsqueda algorítmica y pagada de los sitios de Yahoo, mientras que ésta será responsable de vender avisos publicitarios de alto nivel para búsquedas de ambas empresas. La tecnología AdCenter de Microsoft se aplicará a los habituales «links» auspiciados que aparecen junto a los resultados de las búsquedas.

Carol Bartz, CEO de Yahoo, había dicho hace algunas semanas que cualquier acuerdo requeriría un socio con «infinita cantidad de dinero»; sin embargo, ayer declaró que el porcentaje de ingresos en el acuerdo de Microsoft es más valioso para Yahoo que un pago único. «Tener un gran pago en efectivo por adelantado no nos ayuda desde el punto de vista operativo», dijo Bartz en una conferencia telefónica junto con su par de Microsoft, Steve Ballmer. Por su parte, Ballmer manifestó que el acuerdo otorga a su nuevo buscador, Bing, la escala necesaria para atraer más usuarios y avisos publicitarios.

Yahoo estimó que el acuerdo impulsará su ganancia operativa anual en cerca de u$s 500 millones e implicará ahorros en gastos de capital de 200 millones. También espera que el acuerdo mejore su flujo de caja operativo anual en cerca de u$s 275 millones.

La operación une al número dos y al número tres del mercado de búsquedas en internet de Estados Unidos y los posiciona mejor para competir con Google, que según la consultora comScore tiene una participación de mercado estimada cercana al 65% en ese país, contra el 19,6% de Yahoo y el 8,4% de Microsoft.

Al describir el trato como un «cambio en el juego», Bartz dijo que «crea una alternativa significativa y competitiva en las búsquedas», en obvia alusión a Google. Ballmer agregó: «Es un acuerdo en que tanto Microsoft como Yahoo ganan». El «heredero» de Gates al frente del grupo aventuró que «los costos de la transición serán de unos pocos cientos de millones de dólares en los primeros dos años».

Agencias Reuters y DPA

Dejá tu comentario