Urba, en etapa definitoria

Edición Impresa

Parte del futuro del rugby porteño se definirá hoy en una Asamblea General Extraordinaria convocada por la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) para definir la situación de una veintena de jugadores que reciben una renta mensual financiada en partes iguales por la Unión Argentina de Rugby (UAR) y la Secretaría de Deportes de la Nación.

Estos jugadores, más una cantidad semejante en el resto del país, están bajo el paraguas que les brinda el Plan de Alto Rendimiento (PLADAR) de la UAR.

Si bien aquí se está debatiendo el ingreso del dinero en el rugby, desde 1997 la UAR, en forma desordenada y hasta sin rendir los tributos necesarios en su momento, tuvo jugadores que por prepararse para el rugby internacional recibían viáticos. Con el PLADAR se ajustaron éste y otros detalles. De hecho, los estatutos de la UAR permiten jugadores rentados para sus seleccionados.

La convocatoria a asamblea es para revisar algo que los clubes, en una anterior asamblea, habían ya decidido: que los jugadores que cobraran no podrían participar en los campeonatos locales a partir de 2011. En situación similar, el resto de las provincias recibe con beneplácito a los jugadores del PLADAR. Para poder jugar deben renunciar a la renta; podrán quedarse sí con los beneficios que tienen, obra social, viáticos en gira, estudios pagos,» explicó a Ámbito Financiero Carlos Campagnoli, presidente de la URBA. La renta hoy es de aproximadamente $ 2.600.

La gran mayoría de los jugadores afectados por esta definición se encuentra en Sudáfrica, con Los Pampas XV, equipo que clasificó para los cuartos de final de un torneo profesional, la Copa Vodacom. Mediante una carta enviada desde Potchefstrom, donde están instalados, se manifestaron en contra de renunciar al beneficio económico.

Jugadores locales mantienen la iniciativa de que si la Asamblea no revisa el tema y permite a los «profesionales» de la UAR participar, entonces no jugarían el domingo.

Marcelo Loffreda, exentrenador de Los Pumas, dio su visión del tema. «La URBA está poniendo en riesgo el control del juego desde todo punto de vista, incluso desde lo institucional. Acá los jugadores pueden reaccionar de cualquier forma. La chance de que no arranque el torneo podría traer consecuencias terribles para el corto y mediano plazo», dijo al portal Scrum.

Planteados como están las órdenes del día, no habrá definición favorable para los jugadores ya que se podrá votar si se mantiene la prohibición establecida hace 345 días o si se les permite jugar renunciando «explícitamente a percibir dinero en concepto de becas». No establece la convocatoria otra opción y para modificar esta orden del día se requiere el 100% de aceptación de los clubes afiliados a la URBA.

No está en juego, en este momento, el futuro de los jugadores juveniles o en formación que, participando de los planes de alto rendimiento de la UAR, no perciben dinero.

De comenzar el torneo este domingo, como está previsto, el Grupo Uno tendrá 24 equipos divididos en dos grupos de 12. Después de una rueda inicial, los mejores siete de cada grupo jugarán la fase final, llamada Top 14.

La primera fecha será:

Zona A: Lomas Athletic vs Mariano Moreno; Alumni

vs Los Matreros, Regatas de Bella Vista vs Champagnat, CUBA vs Olivos, San Albano vs Pucará, Belgrano Athletic vs SIC.

Zona B 2: San Martín vs CASI, La Plata vs Liceo Militar, Manuel Belgrano vs San Luis, Buenos Aires CRC vs Los Tilos, Newman vs San Andrés y Atlético del Rosario vs Hindú.

Dejá tu comentario