Veinte libros que nos llevan de viaje

Edición Impresa

Con fastidiosa gandilocuencia el diario londinense Telegraph ha publicado la lista de los que considera «los veinte libros de viaje más inspirados de todos los tiempos». En realidad, se trata únicamente de libros de viajes de habla inglesa, y casi en su totalidad publicados en el siglo XX.
Si por una parte esto deja los grandes libros canónicos de viajes (los de Herodoto, Marco Polo, Casanova, Fray Bartolomé de las Casas, Bernal Díaz del Castillo, Darwin, entre muchos otros), deja de lado a grandes textos de escritores de otros idiomas (como D.F. Sarmiento, Julio Verne, Alberto Moravia, Javier Reverte, o Ryszard Kapuscinaki) y sorprende apartando a extraordinarios cultores del género que son de lengua inglesa (como Conrad, Melville, Livingstone, T.E. Lawrence, D.H. Lawrence, Robert Kaplan), y olvidando los aportes a esa apasionante forma de la literatura realizados por los Premio Nobel André Gide, Joseph Brodsky, V.S. Naipaul y Orham Pamuk. De cualquier modo, lo colocado en la galería de imperdibles del Telegraph son en su gran mayoría dignos de ser leídos (si no se los leyó ya, porque casi todos se han convertido en clásicos de la narrativa mundial).
1- «En el camino» («On the road»), de Jack Kerouac
Escrito sin parar en una bobina de papel por uno de los líderes de la Beat Generation estadounidense de los años 60, el lector es llevado por Sal Paradise (alter ego del autor) y su amigos de Nueva York a Denver, a San Francisco por la Ruta 66 en un camino formativo que pasa por sexo, jazz, poesía y drogas.
2- «As I Walked Out One Midsummer Morning», de Laurie Lee
Esta segunda parte de la trilogía autobiográfica del polígrafo británico que se destacó como guionista, es considerada como una obra maestra de la literatura de viajes británica por su lirismo. Cuenta de su viaje desde Londres a la España donde participó en las Brigadas Internacionales. Su experiencia de la Guerra Civil ha sido cuestionada como una fantasía del autor.
3- «Nápoles» («Naples»), de Norman Lewis
En 1944, Lewis, agente del servicio de inteligencia británico, llegó a un Nápoles en que las condiciones de vida eran tan precarias que los habitantes habían devorado hasta los peces del acuario municipal. Muchas mujeres se entregaron a la prostitución como medio de subsistencia y la mafia se hizo tan indispensable para las fuerzas de ocupación que acabó recuperando todo su poder. Un diario de la Segunda Guerra que es un extraordinario retrato de una ciudad y su gente.
4- «Coasting», de Jonathan Raban
Historia del autor quien, a bordo de una pequeña embarcación a vela, navegó alrededor de Gran Bretaña, esto fue también un viaje a su interior. El viaje es, aquí también, una metáfora de la propia vida.
5- «Viajando con mi perro» («Travels with Charley»), de John Steinbeck
Relato autobiográfico del viaje en camioneta que realizó el Premio Nobel de literatura en compañía de un caniche en busca de la esencia de los Estados Unidos, recorriéndola de norte a sur y señalando los cambios que va observando en su camino.
6- «Notes from a Small Island», de Bill Bryson
William McGuire «Bill» Bryson es autor de divertidos libros sobre viajes y de divulgación científica («Una breve historia de casi todo»). En este libro, que fue adaptado a la TV, cuenta con humor irreverente y lírica nostalgia su viaje de despedida de Gran Bretaña ofreciendo una guía de lugares bizarros, glamorosos y patéticos.
7- «Homenaje a Cataluña» («Homage to Catalonia»), de George Orwell
Historia, política, autobiografía de un partisano y corresponsal de guerra. Todo se mezcla en este testimonio de la Barcelona en 1936 del autor de «Rebelión en la granja».
8- «La playa» («The beach»), de Alex Garland
Dos mochileros británicos viajan a Tailandia en busca del paraíso perdido. El éxito lo convirtió en un film protagonizado por Leonardo Di Caprio.
9- «El gran bazar del ferrocarril» («The Great Railway Bazaar»), de Paul Theroux
Durante cuatro meses el autor de «Costa Mosquito» viajó a bordo de los trenes más famosos, como el TransSiberiano o el India's Grand Trunk Express, recorriendo Europa, Asia y Medio Oriente. Un canto de amor a los trenes, por quien convertiría en inevitable en un buen viajero hacerlo en el Trochita, el Viejo Expreso Patagónico. Primer gran libro de un magnífico escritor viajero.
10- «El Camino a Oxiana» («The Road to Oxiana»), de Robert Byron
Diario del viaje que realizó este narrador, historiador y crítico entre 1933 y 1934 a través de Beirut, Jerusalén, Bagdad y Teherán hasta llegar a Oxiana. Esta obra es considerada el primer gran ejemplo de la moderna narrativa de viajes.
11- «Venecia» («Venice»), de Jan Morris
Si bien Telegraph sostiene que pocas novelas como ésta han mostrado, narrado y dado información sobre la fascinante Venecia, hay un texto que consideramos lo supera, el extraordinario «Marca de agua», de Joseph Brodsky.
12- «En Patagonia» («In Patagonia»), de Bruce Chatwin
Esta «pequeña obra maestra de viaje, historia y aventuras» ha hecho de la Patagonia un lugar de interés mundial; relata los seis meses que Chatwin se pasó viajando desde Río Negro a Ushuaia, llenando nuestra estepa de deslumbrantes historias.
13- «Fiesta» («The Sun Also Rises»), de Ernest Hemingway
Viaje de un grupo de expatriados estadounidenses a París y que luego se lanzan a recorrer España. Hemingway, que como es sabido amaba fiestas, mujeres, alcoholes y espectáculos, utiliza este relato para cambiar la percepción del lector sobre España con diálogos inolvidables y personajes entrañables.
14- «El Dios de las Pequeñas Cosas» («The God of Small Things»), de Arundhati Roy
Esta premiada novela que recorre la vida de dos hermanos de la infancia a la adultez, hace vivenciar el exotismo del profundo sur de la India, la aldea llamada Ayemenem, en Kerala.
15- «Una Vuelta por el Hindú Kush» («A Short Walk in the Hindu Kush»), de Eric Newby
El humor le sirve a Newby para relatar sus reiterados fracasos en los intentos de escalar los picos más prominentes de la montañas de Afganistán, como el Mir Samir. Ex marinero y héroe de guerra, Newby, convertido en vendedor de alta costura, decide concretar su sueño de volverse explorador. Es uno de los grandes clásicos modernos del libro de viajes.
16- «Arenas de Arabia» («Arabian Sands»), de Wilfred Thesiger
El explorador británico reúne en esta obra el testimonio de sus cinco años de viajar por el «territorio vacío» del peligroso desierto de Arabia entre 1945 y 1950 y su encuentro con el desvaneciente mundo de los beduinos.
17- «Miedo y asco en Las Vegas» («Fear and Loathing in Las Vegas: A Savage Journey to the Heart of the American Dream»), de Hunter S. Thompson
Historia real que le sucedió a Hunter S. Thompson, uno de los iniciadores del «nuevo periodismo», este libro delirante, que parece un viaje en LSD, fue llevado al cine por Terry Guilliam, con Johnny Depp y Benicio del Toro en los roles protagónicos.
18- «Nuestro hombre en La Habana» («Our Man in Havana»), de Graham Greene
La historia de un vendedor inglés de aspiradoras que vive en Cuba, decide servir de espía a los servicios secretos británicos para costearle los estudios a su hija y ante la falta de habilidades decide inventar los informes que envía a sus superiores, le sirve al irónico Greene para hacer vivenciar de forma extraordinaria al lector la Habana de Batista.
19- «Los Diarios del Capitán James Cook» («The Jornals of Capitan Cook»)
Experiencias, descubrimientos y paisajes se ven reflejados en estos diarios del navegante, explorador y cartógrafo británico que en sus viajes por el hemisferio Sur y el océano Pacífico visitó gran cantidad de islas y culturas ignoradas en Europa.
20- «Entre rusos» («Among Russians»), de Colin Thubron
Viajero infatigable, escritor de prestigio internacional, Thubron ha descrito escenarios remotos en pos de una visión global del mundo. Según el crítico Jan Morris, Thubron es uno de los dos o tres mejores escritores vivos de viajes, en estos momentos probablemente el mejor. En los últimos años del gobierno de Brezhnev exploró el oeste de Rusia en coche y escribió esta espléndida obra.

Dejá tu comentario