Ven tipo de cambio por debajo de los $18 para fin de año

Edición Impresa

El Gobierno debe combatir la apreciación cambiaria con mayor productividad, una devaluación fiscal y una reducción en los costos financieros. Así lo afirmó el director de Analytica, Rodrigo Álvarez, quien consideró que no se puede apostar por una corrección cambiaria porque aumentaría los niveles de inflación y de pobreza. Además, el economista consideró que el Gobierno cumplirá con la meta fiscal para 2017 y que hasta podría superar el objetivo de un déficit primario del 4,2% del PBI.

Periodista: ¿Cómo va a repercutir la reducción de los encajes en el sistema financiero?

Rodrigo Álvarez: El Banco Central está mejorando la ecuación de rentabilidad de los bancos al reducir la tasa del dinero que las entidades deben tener inmovilizado. Con esta medida, los bancos podrán empezar a bajar la tasa de los préstamos para impulsar el crecimiento de los créditos o mejorar la tasa de los depósitos, que se mantiene muy por debajo del rendimiento de las Lebac. Creo que va a haber movimientos en ambos sentidos, que dependerán de las necesidades y de la liquidez de cada entidad.

P: ¿Qué va a ocurrir con las tasas?

R. A.: Se vienen meses donde los ajustes de precios van a jugar en contra para la inflación, por lo que las tasas se mantendrán en torno de estos niveles. Una baja en los rendimientos sería una sorpresa porque no hay mucho espacio para reducirlos actualmente. Hay que ver cuál es la evolución del índice de precios en los próximos meses. De todas formas, creo que el BCRA ha mantenido una lógica ortodoxa y podría haber mantenido los mismos objetivos sin afectar tanto a la actividad económica.

P: ¿Cuáles son las proyecciones de inflación y déficit para 2017?

R. A.: La inflación va a terminar un poco por encima del 20%. En cuanto al déficit, el Gobierno tiene espacio para cumplir con la meta del 4,2% y hasta puede superar los objetivos. La actividad está mejorando y puede venir una sorpresa en la recaudación del blanqueo, lo que le daría un mayor espacio al Gobierno para manejarse.

P: ¿Cuándo va a empezar a subir el dólar?

R. A.: El tipo de cambio se mantendrá estable hacia fin de año y cerrará por debajo de los $18. Hay un fuerte ingreso de divisas a partir de las diversas colocaciones de deuda y de la inversión extranjera. Además en abril habrá un shock por la liquidación de la cosecha gruesa. En los próximos meses se va a profundizar la apreciación cambiaria., pero el Gobierno debe elegir el mal menor porque una corrección generaría una disparada en los niveles de inflación y pobreza. La Argentina debe convivir con este proceso, que deberá ser combatido con mayor productividad, una devaluación fiscal, es decir, la reducción de impuestos, y una reducción en los costos financieros.

P: ¿Es factible un crecimiento del 3,5% de la economía para este año?

R. A.: La Argentina va a crecer más de lo que dice el Gobierno. El número estará entre un 4% y un 5%. Van a entrar sectores que no estuvieron el año pasado, sumado al desarrollo del agro. Además, la economía va a ser traccionada por la inversión en infraestructura a través de la obra pública y privada y por las negociaciones paritarias, que van a generar un mayor nivel de consumo. Hay sectores con potencial de crecimiento que están arrancando, como el de energía y el de obra en infraestructura que van a ayudar a que la economía recupere el territorio perdido en 2016. Otro factor clave es el de la inversión, donde las elecciones van a tener un componente fundamental para la visión de los inversores extranjeros. El modelo económico de este Gobierno tiene componentes menos volátiles que el de la gestión anterior, que apostaba por el consumo. Se busca un crecimiento sostenido a partir de la inversión, donde hay un gran espacio para el crecimiento, ya que hubo un proceso de subinversión en los últimos años.

Entrevista de Caetano Mohorade

Dejá tu comentario