Vuelven a aumentar en abril los autos hasta 8%

Edición Impresa

• EN PARTE ES POR ACOMPAÑAR LA INFLACIÓN MENSUAL, PERO TAMBIÉN PARA COMPENSAR EL IMPACTO POR LA SUBA DEL DÓLAR

Nafta, luz, carne, peajes. Todo sube. Los autos también. Ayer comenzaron a llegar a las concesionarias las pautas de aumentos que regirán para los 0km a partir de abril con incrementos de hasta el 8%. Las explicación que se brinda extraoficialmente es que estos ajustes tienen por objetivo acompañar la inflación mensual más un adicional que busca compensar el efecto de la devaluación. Tras la salida del cepo, con un dólar que pasó de casi $10 a $14, los valores de los autos pegaron un salto de entre el 15% y el 20% en los dos primeros meses de 2016. Esto provocó cierta tensión con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y las terminales. En tanto, en marzo tuvieron otro "retoque" de alrededor del 5%. Así, poco a poco, las automotrices cierran la brecha por la escapada del dólar. Aunque, es bueno aclarar que, en los meses previos a la devaluación habían ajustado los precios adelantando la anunciada corrección cambiaria. Esto se debe a que la mitad de los 0km que se venden en el país son importados mientras que la parte restante de producción nacional, cuenta con cerca del 80% de piezas que llegan del exterior.

La marca que dio el primer paso fue General Motors con subas del orden del 6% y picos de hasta un 8%. Por ejemplo, un Chevrolet Sonic que todavía en marzo se vende a $ 323.000 pasará a costar desde este viernes unos $ 341.000, es decir el 6%. En cambio, un Chevrolet Cobalt subió un 8% al saltar de $ 312.600 a $ 337.600.

Otras marcas definirán, entre hoy y mañana, su estrategia comercial esperando, de alguna manera, los movimientos de las competidoras. En una de las empresas consultadas, el aumento previsto estaría más cerca del 4% mientras que otra se aproximaría al 6%. Lo que está claro es que todas incrementarán sus valores. En marzo se vio la fuerte guerra de precios que se desató a través de bonificaciones de hasta $ 40.000 en autos del segmento chico. Esto se debió, principalmente, a que la crisis brasileña está haciendo que haya mucha presión por la fábricas de eses país de colocar el abultado stock de 0km en el mercado argentino. Por eso, lo exportan a valores más bajos que hace meses y eso se traslada en bonificaciones para los consumidores argentinos (ver Panorama Automotor en esta edición). Esta competencia generó que creciera la demanda atraída por los precios más tentadores. Así, hasta el viernes, los patentamientos de autos estaban creciendo alrededor del 20% con una supremacía de 0km importados de Brasil. Desde algunas empresas explican que la estrategia de aumentar las listas de precios y después bonificar se hace para que los valores oficiales no queden retrasados, a la espera de una demanda más sostenida, mientras que los objetivos de ventas mensuales los logran mediante descuentos especiales.

Dejá tu comentario