7 de diciembre 2011 - 00:00

Ya está todo definido

Ya está todo definido
No hay grandes cambios con respecto al torneo que coronó al San Isidro Club como bicampeón, ya que la primera fase será con el mismo formato de dos zonas, A y B, cada una integrada por 12 equipos que jugarán entre sí para quedar ubicados entre los primeros siete de la tabla y así conseguir clasificar al Top 14. La novedad más importante es que el derby sanisidrense entre el SIC y el CASI, que será la edición número 116 del historial, se dará en la etapa clasificatoria luego de tres años (ambos comparten la Zona A). Además, si ambos pasan de fase, jugarían de nuevo y ni hablar si estos llegan a las instancias finales.

Si de clásicos se habla el debut porteño tendrá dos. Uno de ellos será el más antiguo del rugby de Buenos Aires, Alumni y Belgrano; el otro Lomas-San Albano, uno de los choques más calientes de la zona sur porteña.

El hecho de que el torneo siga su cause normal en cuanto a la distribución de los clubes es un aspecto positivo dado que le permite a los denominados mas chicos tener más posibilidades de pugnar por una de las plazas del Top 14 ya que al haber 11 partidos la brecha se agranda y el margen de error también. Un claro ejemplo que refleja lo positivo de este formato fue la clasificación de San Albano, pues fue la segunda vez en su historia que accedió al Top 14. Así como también la campaña de San Luis, que en el año de su 50 aniversario, se metió a los playoffs y luego a la semifinal. Pero así como a algunos los favorece a otros no. En ese sentido el caso de Regatas es una buena medida para graficar como un equipo que supo ser un equipo con un juego dinámico, que le dio varios dolores de cabeza a los grandes y que definió el título de 2002, lentamente comenzó a perder protagonismo hasta caer en la durísima Reubicación del Grupo I y en un inexorable descenso.

Será raro no ver a un histórico de la elite del rugby porteño como lo es el conjunto de Bella Vista, quien acumulaba 18 temporadas consecutivas en primera.

Con 24 clubes participantes, cuatro ascensos y un descenso inesperado como el mencionado caso de Regatas (todavía sigue haciendo ruido), la temporada 2012 ya comienza a palpitarse.

Además, 18 años también es el tiempo que llevaba Curupaytí alejado de primera, y su regreso ha sido uno de los sucesos más sobresalientes de la temporada 2011 y un indicio de la evolución de las instituciones provenientes del ascenso. Curupa es uno de los integrantes de la Zona B, la cual se completa con Alumni, Belgrano, CUBA, Pucará, La Plata, Newman, San Martín, Liceo Militar, Los Tilos, Olivos y Pueyrredón, quien también logró el ascenso.

La Zona A también tiene dos nuevos integrantes: Deportiva Francesa y San Cirano. Estos equipos serán rivales del SIC, CASI, Hindú, Atlético del Rosario, San Luis, Lomas, Champagnat, San Andrés, Buenos Aires y San Albano.

Si bien hace unos pocos días se dio a conocer el fixture y que para el kick off faltan varios meses ya se puede ir analizando cómo será la primera fecha. Por la A, el bicampeón bonaerense, el SIC, iniciará la defensa del título de visitante y ante San Andrés; mientras que Hindú y Atlético del Rosario, un duelo que últimamente se tornó apasionante, se verán las caras en Don Torcuato. El que tendrá un debut complicado será San Cirano ya que recibe al CASI. Lomas y San Albano reeditarán uno de los derby del Sur, Deportiva Francesa-San Luis y Champagnat-Buenos Aires. Por su parte, la zona B contará con el clásico entre Alumni y Belgrano, además CUBA (campeón de la Reubicación) se enfrentará ante San Martín y Pueyrredón ante La Plata. Los restantes duelos serán Liceo Militar-Curupaytí, Los Tilos-Pucará y Newman-Olivos. Estos serán los primeros 12 partidos del año y los que marcarán el inicio de las 24 ilusiones. En lo que respecta a los Grupos II, III y IV, hay que señalar que también le darán inicio a la actividad el sábado 14 de abril. Eso sí, habrá que esperar por la definición de las siguientes jornadas ya que tampoco está definido cuáles serán los días que cada una de ellas tendrá. De esta manera, la Unión de Rugby de Buenos Aires dejó definido cómo estarán compuestas las zonas de cada uno de los grupos así como el fixture de las cuatro categorías. Ya no hay más misterios ni especulaciones. Ahora resta esperar que pasen los casi seis meses de receso entre un torneo y otro para que la guinda vuelva a ponerse en acción y que en las canchas bonaerenses se vuelva a respirar rugby.

Dejá tu comentario